La Marea de Pérez Henares

Infiernos y altares

Si hubiera sido de los suyos, Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid, sería ahora santa y mártir. No habría quedado una de las cien mil organizaciones feministas en rendirle un homenaje ni en elevar los más encendidos clamores, no habría habido periódico, televisión, radio donde hubieran enaltecido su gesto y su gesta ante esos pandilleros energúmenos que la escupieron y empujaron que habrían sido ya detenidos y condenados por su violencia , claramente de género y de abuso de sexo. La rubia imagen de la heroína habría dado la vuelta al mundo, al twitter, al facebook, a la noria y a Wyoming. Pero como es de los otros, “que se joda”.

Y como la que ha pronunciado tan zafia frase, en el peor lugar y en el más inadecuado de los momentos, si ha sido de los otros y encima se apellida Fabra, que es ese cacique de Castellón, el de la lotería que le toca siempre, las gafas negras, los sumarios abiertos y el aeropuerto fantasma, pues con ella en procesión hasta el infierno. Que no es que la señora y su comportamiento tengan un pase, fuera la frase dirigida a la bancada socialista como asegura o a los parados, que no tienen ninguno y hasta ha tenido que pedir perdón más bien parece que obligada. Pero de ahí a elevar el asunto a categoría de doctrina y base filosófica de la oposición dista mucho y máxime si el asunto acaece en medio de una bronca parlamentaria donde las bancadas de la izquierda interrumpían con gritos y voces de continuo al presidente de Gobierno. Extrapolar ya la cuestión a que el grupo popular aplaudía “los recortes a los parados” es ya demagogia de la más burda. Aplaudieron a su jefe de filas. Igualito que en mayo de 2010 la bancada socialista se puso en pie para arropar a Zapatero cuando anuncio las primeras medidas obligado al giro por la UE.

La izquierda es admirable en la utilización del escenario callejero, la agitación y la propaganda. ¿Como no ha de serlo si la inventaron? . Y hasta la teorizaron. La “AGIPROP” (Agitación, Prensa y Propaganda) era una asignatura obligada para los cuadros revolucionarios. Un manual lo tiene de cabecera el voceras máximo de UGT, el tal Martinez, el del sueldazo en Caja Madrid, que anunciaba que “Esto es una guerra” pero venía a decir que la paraban hasta septiembre porque se van de vacaciones. Y claro si hay vacaciones los liberados no están para guerras y ya no digamos el personal de a pie. O sea, como en aquel puente que no se hizo manifestación porque las “masas” indignadas y revolucionarias se habían ido a la playita o al pueblo.

Los socialistas han sido siempre en ello unos genios. O al menos lo eran, que suponer eso de Soraya, la “Otra” y Valenciano es temeridad absoluta. Pero al menos han contado y siguen contando con la general simpatía del mercado comunicacional que desde siempre han dominado. Son unos maestros y por los medios de comunicación florecen catecúmenos y discípulos adelantados comprando la mercancía o haciendo méritos para la causa. Sin ir a grandes movilizaciones, las unas con toda la base y otros con casi ninguna, desde la guerra de Irak, cuando Gadafi era de los “nuestros” y Sadam casi bueno, a la romería del “Prestigue”, donde levantaron una oleada voluntaria que ¿ven? a Guadalajara, miles de hectáreas socarradas y 11 muertos, no fue ni un alma solidaria, hay a cada paso del camino un sucedido que refleja a la perfección esos pegajosos panales en los que no dejamos de caer siempre como moscas.

Así fue desde el inicio de estos tiempos democráticos donde los que no había pisado una cárcel franquista- la mentira mas repetida y el pasado ficticio y tramposo del PSOE-de erigieron en protomartir a un diputado ,Jaime Blanco, a quien le dieron unos pechugones en una manifa, o aquel grito de “Libertad” a la puerta de la cárcel Guadalajara para los “secuestradores” Vera y Barrionuevo, aclamados como héroes y para no ir tan lejos y no tener que ocupar desde entonces dos sabanas de ejemplos, lo de los cuatro palos de unos policías en Valencia hartos de que les tiraran botellas y les guarrearan y que fue retransmitido “urbi et orbe” como la batalla de las Termopilas donde hubiera habido 300 muertos, masacraditos vivos. Y ya no hablemos de 15-M que ahora no se sabe ya si es M-15 a los que se constituyó en vanguardia de las revoluciones mundiales y con bula para conculcar leyes, ciscarse en los derechos del resto de los ciudadanos y casi para asaltar parlamentos, el de Cataluña, y zarandear concejales. La cosa ha quedado en que ni siquiera han legado a la humanidad una canción, que eso podía esperarse, pero si varios miles de pareados e ingeniosidades. Ahora la cosa va de camisetas para identificar supongo los días y las manifestaciones. “Es la guerra”, pero al volver de vacaciones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído