La Marea de Pérez Henares

Nefasto para España, letal para el PSOE

Antes de aquella municipales que arrasaron los feudos del PSOE solo unos cuantos lo secreteaban en voz baja. Después del desastre de las generales alguno hasta lo dijo en publico. Ahora la evidencia es tan absoluta que los socialistas también son conscientes de lo que de sobra sabían los españoles. Porque ahora la ruina la tienen metida en casa ellos mismos. Zapatero fue nefasto para la Nación, pero igualmente letal para su partido. Si a España la dejó hundida y con desgarros, a su partido lo ha dejado descuadernado y vacío.

Más allá incluso de la perdida electoral, tremenda y sin parangón en su historia, más allá de su desalojo del poder en todos los ámbitos, el PSOE se encuentra sumido en la peor de sus crisis. Sin lideres, sin discurso, lastrado por su propia responsabilidad y si la herencia a los ciudadanos es un pufo inmenso, la propia es un naufragio interminable.

No hay organización territorial que levante cabeza, ni la andaluza siquiera aunque se haya salvado el gran mueble, y en todas se percibe la misma situación. Una continuidad rota en mi pedazos y un futuro roto por la etapa Zapatero y el presuntuoso Blanco que descabezaron a cualquiera que vieran con un mínimo de capacidad propia y con todo aquello que recordara a otros tiempos. Como los suyos eran humo, al disiparse ha quedado la nada. Y el conflicto.

El ejemplo más señero está en Cataluña. El juego, amparado, consentido y alentado por el, de hacerse más nacionalista que los nacionalistas, de “pasar” las tropas a la orilla “enemiga” ha sido suicida. Reembarcarse de vuelta se convierte en la misión imposible pero imprescindible si quieren tener algo que contar en el futuro y aunque algunos ya se les van a quedar “pasados” al contrario. Pero les provoca tal pánico la travesía y el reconocimiento del error que prefieren seguir ahogándose. Y ahí están, sin saber que hacer y dando el penoso espectáculo de no tener nada que decir en el momento más trascendental y decisivo. El partido que fue hegemónico, cuando se plantea nada menos que un referéndum de autodeterminación se abstiene de votar y opina que ni una cosa ni la otra. Pero eso si, quieren grupo propio en el Congreso Nacional. Para acabar de ayudar, vamos.

La situación del país es tan grave que en verdad pocas miradas se distraen hacia otros asuntos. Lo que nos importa es ver si salimos o si al menos se vislumbra un escape de la que nos está cayendo. Y miramos al gobierno. Pero si echamos un mínimo vistazo a quien pudiera ser la alternativa lo que ahí se contempla es la desolación más absoluta. El PSOE que debiera ser una pieza clave, desde la oposición pero esencial, para dar una respuesta de Estado al gran desafío planteado está, literalmente, descabezado y hecho trizas.

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído