La Marea de Pérez Henares

Si renuncia hasta el Papa….

Si renuncia hasta el Papa no se entiende que otros no puedan abdicar y ya no digo algunos dimitir. Benedicto XVI ha dado un paso casi sin precedentes en la historia. Por voluntad propia, sin que nadie siquiera lo insinuara y atendiendo a su propia razón y conciencia.

Más allá de que se sea o no creyente y católico el hecho supone un verdadero aldabonazo y una llamada a la reflexión para aquellos que se aferran al poder o a los cargos.

En nuestra convulsa España tenemos en estos momentos muchos y variados ejemplos de la conveniencia de actitudes similares. Y para que nadie lo tome por donde no va, que conste que no me refiero al presidente del Gobierno cuya dimisión se pide casi por precepto opositor obligado haya o no motivos para hacerlo. Pero si que hay casos muy señalados en su Gobierno, en su partido como los hay en los otros que ahora les señalan sus pecados mientras tapan y ocultan los propios. Los hay también en nuestra jefatura del Estado donde la situación de alguno de sus miembros se vuelve cada vez más insostenible y donde los daños de imagen son cada vez más notables. A uno le entristece esa pitada al Rey y al Himno en Vitoria y cree que no debe tolerarse ese comportamiento insultante pero no puedo dejar de pensar que ciertos decibelios se han sumado debido a un descrédito creciente que puede poner en solfa la propia transmisión de la Corona si la situación sigue deteriorándose.

Cuando uno renuncia ha de hacerlo de verdad y con todas las consecuencias. Y lo digo por quien lo hizo de la presidencia de una Comunidad y de sus responsabilidades para con unos ciudadanos que la habían elegido, pero que resulta que otras cosas sí que tiene tiempo y voluntad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído