Bokabulario

Bombas en El Pilar: ¿prohibición de los laicistas?

Bomba casera en El Pilar de Zaragoza. Si pensásemos como el Imperio Progre, deberíamos pedir la prohibición de las organizaciones laicistas. (@pfbarbadillo)

El 11-S, los separatistas catalanes realizaron su acto anual de odio a la España de la que forman parte desde hace siglos y cuya Constitución aprobaron mayoritariamente. En la librería Blanquerna dieron una copa (pagada con dinero público) y casualmente irrumpió un puñado de ultras de Martínez el Facha. Como dijo Luis del Pino,

(…) nuestras queridas cloacas han decidido sacar a pasear de nuevo el espantajo de la ultraderecha, para reforzar la legitimación del separatismo. El mensaje que se intenta transmitir es muy simple: los separatistas son demócratas, mientras que el unionismo es fascista. Porque los separatistas solo piden poder votar y se dedican a hacer pacíficas cadenas humanas, mientras que los unionistas atacan librerías, amenazan y exhiben una estética siniestra, que rememora todos los horrores. Además, los pacíficos demócratas separatistas son muchísimos, mientras que los unionistas fascistoides son cuatro y el del tambor.

La izquierda que no ha pedido perdón por el genocidio de cristianos cometido en la guerra, pretende ahora que se prohíban los partidos políticos de los ultras… que no han matado a nadie.

Siguiendo esta lógica progre, habría que prohibir los grupos laicistas, ya que van cuatro bombas caseras en iglesias abiertas al público en menos de un año, ¿no? No hay noticia en Internet sobre la Iglesia católica en la que no aparezcan comentarios que incitan al asesinato y al odio.

Y es que llevamos 40 años en que la izquierda civilizada y parte de la derecha se ha tomado a risa la violencia de la izquierda. Por ejemplo, en Cataluña todos los partidos, salvo el PP y Ciudadanos, se han negado a retirar una calle a un ideólogo terrorista.

(La foto la ha tuiteado Luis Losada.)

ALGUNAS OPINIONES

Hermann Tertsch:

El odio a la iglesia católica, que es uno de los pilares de esa subcultura izquierdista, se les va de las manos. Y los cachorros se pasan.

Pío Moa:

La mayor hazaña de los comecuras españoles fue el salvaje genocidio de la Guerra Civil. No hay peores ni más sangrientas inquisiciones que las montadas por las izquierdas en el siglo XX

Elentir:

A la vista de estos hechos es hasta cierto punto comprensible que IU no quiera aplicar a la ultraizquierda violenta el mismo rigor que pide contra la ultraderecha violenta: para la formación comunista sería un suicidio en toda regla.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído