ÁNGELA VALLVEY

«El desprestigio social no incomoda y se normaliza la fechoría del trinque»

"El desprestigio social no incomoda y se normaliza la fechoría del trinque"
Ángela Vallvey.

Este lunes, 20 de enero de 2014, Ángela Vallvey publica en La Razón una columna titulada ‘Sin’, en la que arranca diciendo:

Antaño, los padres reprendían a su prole con el verbal latiguillo (siempre preferible al látigo de verdad) de: «¡Niño…! ¡¿Es que no te da vergüenza?!». La vergüenza era el ladrillo con el que se edificaba la educación moral de las gentes

Añade que:

Sí: la vergüenza ha sido en nuestra sociedad un gran método de control sobre los malos instintos y conductas perturbadas; incluso el crimen y las actitudes delictivas se veían frenados ante el temor al escándalo, a la vergüenza

Y concluye:

El desprestigio social no incomoda, porque apenas existe. Se normaliza la impudicia y la fechoría del trinque. La indecencia progresa. Y los políticos presos se promocionan a sí mismos como presos políticos… sin vergüenza ninguna.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído