IÑAKI EZKERRA

«Aznar quiso cambiar España pero se olvidó de cambiar a los españoles, igual que Rajoy»

"Aznar quiso cambiar España pero se olvidó de cambiar a los españoles, igual que Rajoy"
Iñaki Ezkerra.

Este domingo 2 febrero 2014 Iñaki Ezkerra titula ‘Llueve mucho, sí’ su columna en el diario ABC:

Aznar quiso cambiar España pero se olvidó de cambiar a los españoles. Se olvidó de la pedagogía nacional y le salió caro. Rajoy tropieza hoy con la misma piedra. Está cambiando España con sus reformas, pero se echa en falta una ideología social que transmita el espíritu de éstas. Ha hecho una reforma laboral para que este país sea competitivo pero se ha olvidado de ese ingrediente que debía acompañarla: una pedagogía de la competitividad que deslegitime y afee el favoritismo, el enchufismo, el nepotismo, el pelotillerismo al jefe, el rentismo, el «vuelva usted mañana» y todos los demás vicios patrios que han caracterizado nuestro pasado y que no son compatibles con el dinamismo empresarial. Ha subido los impuestos, pero no ha contagiado al país de una ética colectiva que condene la economía sumergida, la evasión fiscal o el parasitismo que vive del Estado y que ha hecho doctrina tanto en los nacionalismos como en la izquierda.

Añade:

Por el contrario el marianismo rehuye el debate ideológico. La aparición de Vox podría servirle para reafirmar un proyecto de derecha centrista y moderna, pero da la impresión de que teme ese debate en un país en el que, ciertamente, no se debate nada sino que se arrojan a la cara las ideas como los insultos y las piedras. Si Zapatero nos empachó de ideologismo, hemos pasado al extremo opuesto, a la gelidez de la desnuda gestión política. Pero entre la demagogia y la desideologización tiene que haber una tercera vía que deshaga la superstición de que el calor sólo se encuentra en Vidal-Quadras y en Rosa Díez.

Y concluye:

No es normal que le pregunten a Rajoy por el fallo de Estrasburgo contra la doctrina Parot y diga que «está lloviendo mucho». En esos momentos era necesario que dijera que entendía la conmoción de las víctimas porque era la suya. Era necesario que dijera eso, sólo eso, porque además es verdad. ¿Quién le ha dicho a Rajoy que la falta de empatía es un valor electoral? Pues sí, llueve mucho. Y más que va a llover.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído