MANUEL JABOIS

«El PP aprovechó la convención para escenificar el país que sueña en el futuro»

"El PP aprovechó la convención para escenificar el país que sueña en el futuro"
Manuel Jabois.

Este domingo 2 febrero 2014 Manuel Jabois titula ‘Volver al futuro‘ su columna en El Mundo:

En el auditorio Miguel Delibes de Valladolid, en medio de una loma de Villa del Prado, junto al Zorrilla, donde azota un viento que congela el rostro y dan ganas de mear caliente al aire libre y lavarse las manos con el orín como Azarías, el PP emprendió un regreso sentimental al fondo de sí mismo, un viaje al mundo antiguo en el que las víctimas del terrorismo permanecían patrimonializadas en exclusiva y los deseos de sus colectivos eran órdenes.

Añade:

Ese mundo de ayer, el de la cohesión total con las víctimas, fue lo que quiso recuperar el PP en su Convención con la nueva hornada de dirigentes vascos, los Oyarzabal (que llegó con Soraya), Sémper y Arantza Quiroga. La combinación no terminó de fraguar. Ya no porque el propio ministro Fernández Díaz dijese el día anterior que ETA estaba derrotada y Esperanza Aguirre, vestida de uva tinta y repasando pizpireta los carteles antiguos de su partido, aclarase en la Cope que de eso nada. Más bien se trataba de acoplar el respeto y apoyo a las víctimas con un discurso que ya no es el de la ortodoxia, como sí lo era cuando interesaba, en aquellos días en los que se firmaban cheques en blanco para desgastar a Zapatero. Por eso no estaba ayer, entre otras cosas, José María Aznar, cuya sombra se extendía sobre el auditorio como si aún no se bajase de aquella montaña en la que posó de Cid Campeador de la meseta.

Y finaliza:

Fuera de esa carga de complicidad afectiva, el PP aprovechó la convención para escenificar el país que sueña en el futuro y del que va adelantando algunos ‘scoops’ hermosos dándolos por ciertos. Por ejemplo, que ser español es, según González Pons, una de las mejores cosas que se pueden ser en la vida (a González Pons aún no le devolvieron la bici). Que Cristóbal Montoro es, a ojos de Alicia Sánchez-Camacho, el ministro más querido y deseado. Y que el propio Montoro va a bajar los impuestos porque es lo que «sabemos hacer», de lo que se deduce que hasta ahora el Gobierno ha estado haciendo cosas sin tener ni idea. Como suele pasar en España, ha ganado muchísimo dinero.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído