ELVIRA LINDO

«Celia Villalobos, mujer de derechas, no se siente en sintonía con esta gallardonada de la ley del aborto»

"Celia Villalobos, mujer de derechas, no se siente en sintonía con esta gallardonada de la ley del aborto"
Elvira Lindo

Este 16 febrero 2013 Elvira Lindo titula Celia en el Congreso su columna en el suplemento Domingo de El País.

Aplaudieron. Las diputadas del PP se levantaron de sus asientos para aplaudir al ministro menos popular entre los populares, o para entendernos, al menos querido por los votantes españoles según dicen las encuestas, a Gallardón. Y a cuenta de ese aplauso femenino, irritante para aquellos que defendemos la ley del aborto aprobada por los socialistas, se establecieron en las redes conexiones muy discutibles en mi opinión. […] Esto me hace recordar aquel viejo dicho de la Transición que rezaba que no hay nadie más gilipollas que un obrero de derechas. El caso es que la igualdad de derechos consiste en que los obreros, los inmigrantes, las mujeres, los negros, los gais, puedan expresar su voluntad por muy contradictoria que sea a través de su voto, como cualquiera.

Añade: Por otra parte, ¿qué significaban los aplausos de esas mujeres que jaleaban al hombre que trata de cercenar un derecho ya adquirido y asumido?, ¿una victoria? No exactamente. Los aplausos respondían a eso que se llama la disciplina de partido. Una disciplina en la que se basa el sistema político español y que convierte a todas las voluntades individuales en una sola; una disciplina que obedecería cualquier otra formación si se encontrara en parecida circunstancia. Sirvió, por apuntar algo, para que el señor Gallardón sacara pecho, para que su soberbia no se viera herida. Todo fue una gran representación de unidad que muestra, una vez más, el escaso valor que el Partido Popular concede a lo que la sociedad brama más allá de los muros del Congreso.

Y concluye:

Lo que presiento es que el Partido Popular, muy sibilinamente, intentará que el asunto se dilate y se diluya en la espesura de la actualidad. Tratarán de hacer un Rajoy, como viene siendo costumbre. Pero esto se les puede enredar más de lo que esperan, porque las complicaciones derivadas de la fertilidad de las mujeres se renuevan a diario, empecinadamente, generación tras generación, para amargarle la vida al señor Gallardón, que tan orgulloso parece de sus convicciones morales, y a las señoras y señores diputados que a favor o en contra de su conciencia se han dejado las manos esta semana aplaudiendo.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

FIAMBRES Y EMBUTIDOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído