CASIMIRO Gª-ABADILLO

«Los «gestos» ETA, tan derrotada como los Tigres del Tamil, no tienen ningún valor»

"Los «gestos» ETA, tan derrotada como los Tigres del Tamil, no tienen ningún valor"
Casimiro García-Abadillo.

Este 16 febrero 2014 Casimiro García-Abadillo titula La irrelevancia de ETA, el peligroso coqueteo con Bildu su carta dominical en El Mundo.

La próxima semana está anunciada la llegada al País Vasco de diferentes representantes de la Comisión Internacional de Verificación, del Grupo Internacional de Contacto y de la llamada Conferencia de Ayete. […] ¿Qué se puede esperar de ETA el próximo fin de semana? ¿Tal vez la entrega de unos cuantos fusiles oxidados? ¿La difusión de un vídeo, grabado ya hace meses, en el que se ve a los etarras desenterrando un zulú? El problema de ETA es que su striptease armamentístico ha perdido valor e incluso morbo. Las Fuerzas de Seguridad del Estado tienen localizados todos, y digo todos, sus zulos desde hace bastante tiempo.

Añade:

¿Cómo no va a querer ETA apuntarse la medalla de su propia desaparición? Aparecer en una mesa junto a líderes del PNV, del PSOE y no digamos del Gobierno sería para la banda un éxito político tan relevante como inmerecido. De ilusión también se vive. ETA está tan derrotada como los Tigres del Tamil, por eso sus «gestos» no tienen ningún valor, por mucho que los mediadores internacionales pretendan justificar su existencia y sus retribuciones simulando una contribución «histórica» a la paz. Lo único que tendría algún significado por parte de ETA sería el anuncio de su disolución sin condiciones. Pero eso, por el momento, no está en sus planteamientos.

Y concluye:

ETA ya no va a marcar la pauta en el País Vasco. Eso lo sabe hasta el bueno de Manikkalingam. Pero eso no significa que los problemas políticos se hayan acabado. Al contrario. La herencia de ETA, al margen de su reguero de muerte, es un grupo político disciplinado y con un programa tan escueto como fácil de asimilar: la independencia del País Vasco. En paralelo con la consolidación de Bildu, el PSE y el PP han ido perdiendo influencia y votos. Hasta tal punto, que ahora lo que garantiza la no ruptura es la sensatez de Urkullu. El Gobierno debe ser consciente de esta situación de debilidad del Estado y buscar soluciones a corto y medio plazo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído