ÁLEX GRIJELMO

«No hay novedad más imbécil que la preposición ‘versus’, que da frases como Real Madrid ‘versus’ Barcelona»

Fernando Lázaro Carreter denunció este versus impostor: "No hay novedad más imbécil", escribió sin ambages

"No hay novedad más imbécil que la preposición 'versus', que da frases como Real Madrid 'versus' Barcelona"
Alex Grijelmo.

Este 23 marzo 2014 Álex Grijelmo titula El Real Madrid ‘versus’ el Barcelona su columna La punta de la lengua en el suplemento Domingo de El País.

Hoy juega el Real Madrid versus el Barcelona, según los anuncios de los diarios.

La Liga se disputa desde 1928, pero ningún amigo nos preguntó nunca: «¿Vas a ver al Madrid versus el Barça?». Sin embargo, ya se encuentran versus y su abreviatura vs. en taquillas, publicidades, marcadores electrónicos y periódicos. Hasta en los bares: «Vea aquí Madrid vs. Barça». ¿Cómo nos las habremos arreglado tanto tiempo sin versus? ¿Se llenarían los estadios antaño sin que tal palabra figurase en los carteles?

Añade:

Seguro que este versus de nuestros días ofrece ventajas insospechadas. Algo tendrá que uno no acierta a ver, porque prolifera en el fútbol y en otras materias. […] ¿De dónde ha salido este ser extraño entre nuestras preposiciones?: del inglés, aunque parezca latín; sin duda por influencia del lenguaje jurídico sajón. El problema radica en que versus equivale en inglés a «contra» o «frente a», mientras que la preposición latina versus significaba «hacia» y origina «vers» en francés y «verso» en italiano, con igual sentido.

Y concluye:

La distancia entre el significado inglés y el del latín se explica con el hecho de que el versus sajón, usado en sus tribunales desde el siglo XV, no procedía de la preposición latina versus (hacia) sino del participio pasado (escrito también versus) del verbo verto: «volver». Así, «Smith versus Morgan» se entendería como «Smith vuelto a Morgan» o «mirando a Morgan», del mismo modo que «versus ad occidentem» equivale a «mirando a poniente». En mejor traducción, pues, «Smith frente a Morgan». […] Fernando Lázaro Carreter (El dardo en la palabra, 1997, página 333) denunció asimismo este versus impostor: «No hay novedad más imbécil», escribió sin ambages.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído