PEDROJOTA RAMÍREZ

«Rajoy y Rubalcaba deberían constatar que es la dictadura de su casta la que nos arruina, aliena y evapora»

"Rajoy y Rubalcaba deberían constatar que es la dictadura de su casta la que nos arruina, aliena y evapora"
Pedrojota Ramírez. PD

Este 23 marzo 2014 Pedrojota Ramírez titula La España evaporada su homilía dominical Cartas de un arponero ingenuo en El Mundo.

Hoy es el día. Y con lo de Adolfo Suárez más. Prometí al hombre del canotier, el bigotito y el ejemplar de El Imparcial que el 23 de marzo del 14 acudiría al Teatro de la Comedia y aquí estoy, como un solo hombre, con los ojos y oídos bien abiertos, en la Sala de las Ballenas del Museo de Historia Natural de Londres, cogiendo sitio desde el martes.

Añade:

Un acomodador reparte un manifiesto. Conviene leerlo antes de que comience el acto. Se titula Prospecto de la Liga de Educación Política Española y en su segundo párrafo afirma: «El hecho más evidente y grave de nuestra vida nacional en los meses que corren es la manifiesta incapacidad de los viejos partidos, de las instituciones antiguas, de las ideas tópicas para prolongar su existencia aparente… Sólo conservan la aptitud de los escombros para ahogar bajo su gravamen nuevas germinaciones». Caray: eso es lo que hace 35 años me decía de madrugada, paseando ante la puerta de casa y refiriéndose a Alianza Popular, el presidente Suárez.

Y concluye:

Rajoy y Rubalcaba deberían constatar […] que es su egoísmo de partido el que nos impone «este vivir el hueco de la propia vida», como si fuéramos todos, y no sólo el amado Rey Lear que ahora nos deja, quienes hubiéramos perdido de uno en uno la memoria; que es la dictadura de su casta la que nos arruina, aliena y evapora en medio de «las fórmulas de uso mostrenco que flotan en el aire público»; que es su cinismo imperturbable el que «va depositando sobre el haz de nuestra personalidad una costra de opiniones muertas»; que son ellos y toda la patulea de zánganos apandadores, aferrados a sus poltronas, los que han convertido a España en una maqueta de sí misma, en cuyas oquedades sólo hay paro o subempleo para los jóvenes, saqueo fiscal para los adultos con trabajo y automoribundia para todos. No es ya la España invertebrada -aquí está el esqueleto- pero sí la España evaporada junto a su mejor caballero.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído