CASIMIRO Gª-ABADILLO

«Es hora de hacer política. El Gobierno debe ser algo más que un grupo de contables»

"Es hora de hacer política. El Gobierno debe ser algo más que un grupo de contables"
Casimiro García-Abadillo.

Este domingo 1 junio 2014 Casimiro García-Abadillo titula Los ciudadanos indican el camino: es la hora de hacer política su Hoja de ruta del director en el diario El Mundo.

La mejor forma de resolver un problema es reconocer que existe. Así que, brevemente, echemos una ojeada a lo que pasó el 25-M:
1º. A pesar de lo que anunciaban algunas encuestas, los ciudadanos acudieron a las urnas en proporción muy similar a la que lo hicieron hace cinco años.
2º. Los partidos separatistas tuvieron unos resultados sin precedentes. Sumando País Vasco y Navarra, Bildu ganó al PNV por primera vez y, también por primera vez, ERC ganó en votos y porcentaje a CiU en Cataluña.
3º. Los dos grandes partidos, PP y PSOE, perdieron más de 5 millones de votos y pasaron de representar al 80% del electorado en 2009 a sólo el 49% en las elecciones del domingo pasado.
4º. IU triplicó y UPyD duplicó su número de votos respecto a 2009. No todo depende de la economía. El Gobierno debe saber algo más que un grupo de contables.
5º. Un partido recién nacido, Podemos, logró 5 escaños y 1,2 millones de votos.
6º. El partido Vox, nacido como escisión del PP, no logró escaños.

Añade:

Ahora, las conclusiones. No estamos ante el final del bipartidismo, pero sí ante lo que puede ser el principio del fin de ese modelo si PP y PSOE no toman buena nota del aviso dado por los electores con un abandono masivo de sus siglas. Recordemos lo que le sucedió a la UCD, que pasó de gobernar durante dos legislaturas a desaparecer.

Y concluye:

Es hora de hacer política. El Gobierno debe ser algo más que un grupo de contables. En sólo 12 meses, Rajoy tiene que afrontar asuntos tan espinosos como el separatismo en Cataluña, la traslación a los ciudadanos de la mejora de la economía y la recuperación de la ilusión por un proyecto de país que ahora no se percibe. Todas esas cuestiones van unidas. Para resolver la cuestión catalana, el PP deberá asumir decisiones valientes, que sin duda implicarán modificar el sistema de financiación y, probablemente, la Constitución. Tanto para el PP como para el PSOE ha llegado la hora de la política. La opción del autoengaño sólo llevará al desastre.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído