LUCÍA MÉNDEZ

«Sobre el Príncipe se están poniendo tantas expectativas que el hombre debe de estar aterrado»

"Sobre el Príncipe se están poniendo tantas expectativas que el hombre debe de estar aterrado"
Lucía Méndez

Este sábado 14 junio 2014 Lucía Mendez titula Ideas para un ‘tiempo nuevo’ su sección Asuntos Internos en el diario El Mundo.

El avance de la temporada de verano llega con el prometedor eslogan de «un tiempo nuevo». Un tiempo nuevo en la Corona, un tiempo nuevo en el PSOE, un tiempo nuevo para el Rey emérito. Podemos intuir qué significados tiene la expresión para Don Juan Carlos. Desaparecer de la circulación. Disolverse en la niebla. No molestar más. El tiempo dirá si es capaz de hacer mutis, aunque si sigue teniendo tratamiento de Rey -según ha decidido el Gobierno- puede que tenga la tentación de no dejar de serlo.

Añade:

«Tiempo nuevo» es la divisa elegida de forma unánime para recibir a Felipe VI. Qué raro se hace escribir y decir Felipe VI. Si nos dejamos llevar por algunos entusiastas, parecería que el Príncipe está dotado de poderes mágicos para resolver el drama catalán, refomar la Constitución, acabar con la pobreza infantil, liquidar la telebasura, suprimir la corrupción, convertir a Urdangarin en un cartujo, lograr que el paro baje del 20% en tres meses y empujar el balón para que Iniesta marque el gol que nos haga otra vez campeones del Mundo.

Y concluye:

Sobre el Príncipe se están poniendo tantas expectativas que el hombre debe de estar aterrado. Y, sin embargo, está obligado a hacer cambios si quiere mejorar la deteriorada imagen de la Monarquía. Cambios pequeños, gestos como los del Papa Francisco. Por ejemplo, abrir las ventanas de La Zarzuela para que deje de ser un cuartel de Infantería, conceder entrevistas, elegir a personas respetadas y modernas para que gobiernen su Casa, extremar la transparencia, buscar un buen escritor de discursos, preocuparse por los españoles que sufren las consecuencias de la crisis, dar ejemplo y convencer a los jóvenes de que la Monarquía puede ser útil aun sin ser elegida en las urnas. Si su padre se entendió con Carrillo, es posible que él tenga que hacerlo con Pablo Iglesias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído