VICTORIA PREGO

«Al contrario que en el resto de las empresas, en TVE no se puede despedir trabajadores hasta finales de 2015»

"Al contrario que en el resto de las empresas, en TVE no se puede despedir trabajadores hasta finales de 2015"
Victoria Prego.

Victoria Prego habla de RTVE en su columna de El Mundo de este 25 de septiembre de 2014:‘La larga agonía’:

Entre todos la mataron o, al menos, la hicieron agonizar y no sabemos cuánto durará su camino hacia la muerte por consunción natural inducida. Televisión Española, que ha sido el objeto de deseo de todos los gobiernos que en España han sido, consiguió aguantar con éxito el desafío que supuso para su supervivencia el nacimiento de las primeras cadenas privadas. Pero, con una estructura gigantesca y una plantilla sobredimensionada, no podía aguantar durante mucho tiempo el pulso sostenido de la progresiva aparición de una amplia variedad de cadenas que, entre otros efectos, dividió dramáticamente para TVE la cuota de pantalla.

Prosigue:

Pero recibió un primer golpe mortal que puso en peligro su supervivencia. Le fue asestado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cuando mandó suprimir la publicidad y privó a la cadena de esa fuente complementaria de ingresos. Esa exigencia le fue planteada al Gobierno de entonces por la Uteca (Unión de Televisiones Comerciales Asociadas), con el argumento de que la financiación de TVE con publicidad ponía en grave riesgo la industria audiovisual y amenazaba con llevar a todo el sector al colapso.

Continúa:

Porque el cepo que atenaza a la corporación no se lo han puesto sólo las medidas restrictivas del Gobierno en materia de ingresos publicitarios. Otro cepo férreo está instalado dentro de la estructura de esa Casa y se llama poder sindical. Las organizaciones sindicales de Televisión Española han logrado, por ejemplo, imponer un convenio de dos años de vigencia por el que se ha blindado la plantilla. De manera que, al contrario que en el resto de las empresas españolas, en TVE no se puede despedir a ningún trabajador hasta finales de 2015.

Finaliza:

Falta del oxígeno que le daría una financiación suficiente y una estructura de costes liberada de servidumbres, a la cadena pública la esperan tiempos de larga agonía. Pero su hundimiento sería una pérdida irreparable para la sociedad española, porque el papel que cumplió durante años y podría seguir cumpliendo no lo va a sustituir nunca la oferta de las cadenas comerciales.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído