FEDERICO JINÉNEZ LOSANTOS

«La imagen del Gobierno no está quemada, sino calcinada desde hace dos años y un jaguar»

"La imagen del Gobierno no está quemada, sino calcinada desde hace dos años y un jaguar"
Federico Jiménez Losantos.

Este 13 de octubre de 2014, escribe Federico Jiménez Losantos en Libertad Digital una columna titulada ‘Del Alvia al Ébola o cómo el Gobierno pierde la cabeza‘ en la que arranca diciendo:

Hace poco más de un año, un terrible accidente en el tren Alvia de alta velocidad dejó a las puertas de Santiago de Compostela un montón de muertos y heridos, una imagen del accidente que recorrió todo el mundo justo al empezar la temporada veraniega y una incógnita sobre la capacidad del Gobierno para gestionar una crisis en la que, desde el tercer día, se debatió la responsabilidad personal del maquinista y a la de los políticos y técnicos que hicieron el trazado del Alvia y el calendario para inaugurarlo. Tal vez hacen falta tres días para que el carroñismo, la fiebre amarilla del periodismo, empiece a informar con seriedad sobre cualquier desastre.

Añade que:

Esa es la gran diferencia entre el caso del Alvia y el del Ébola, que, en el peor de los casos, difícilmente alcanzará el número de víctimas del accidente ferroviario. En un caso, desde el principio, los políticos dieron la cara. En el otro, se han escondido entre las faldas de los técnicos o han desertado directamente de sus obligaciones, la primera de las cuales es la de informar a la opinión pública. Dicen que hay una Secretaría de Estado, -es decir, un viceministerio que vale por varios ministerios- de Información. Pero debe de ser un bulo, porque en una semana no ha aparecido en público un solo día ni ha dado una sola explicación.

Y concluye que:

Es difícil escapar a la sospecha de que la operación -legítima pero peligrosa- de repatriar a los misioneros se orquestó para mejorar la imagen de un Gobierno y un Ministerio de Sanidad no ya quemado sino calcinado desde hace dos años y un jaguar.

Es difícil escapar a la sospecha de que la operación -legítima pero peligrosa- de repatriar a los misioneros se orquestó para mejorar la imagen de un Gobierno y un Ministerio de Sanidad no ya quemado sino calcinado desde hace dos años y un jaguar.73704/

– Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/del-alvia-al-ebola-o-como-un-gobierno-pierde-la-cabeza-73704/Es difícil escapar a la sospecha de que la operación -legítima pero peligrosa- de repatriar a los misioneros se orquestó para mejorar la imagen de un Gobierno y un Ministerio de Sanidad no ya quemado sino calcinado desde hace dos años y un jaguar

Hace poco más de un año, un terrible accidente en el tren Alvia de alta velocidad dejó a las puertas de Santiago de Compostela un montón de muertos y heridos, una imagen del accidente que recorrió todo el mundo justo al empezar la temporada veraniega y una incógnita sobre la capacidad del Gobierno para gestionar una crisis en la que, desde el tercer día, se debatió la responsabilidad personal del maquinista y a la de los políticos y técnicos que hicieron el trazado del Alvia y el calendario para inaugurarlo. Tal vez hacen falta tres días para que el carroñismo, la fiebre amarilla del periodismo, empiece a informar con seriedad sobre cualquier desastre.73704/

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído