ELVIRA LINDO

«La nueva cara de Renée: Zellweger ya no existe más, se perdió en el triángulo de las Bermudas de los quirófanos»

"La nueva cara de Renée: Zellweger ya no existe más, se perdió en el triángulo de las Bermudas de los quirófanos"
Elvira Lindo

Ahora es una mujer intercambiable con las señoras que pasean por Madison Avenue con sus labios de pato

Este domingo 26 octubre 2014 Elvira Lindo titula La nueva cara de Renée su columna en El País.

El trabajo del cirujano sobre su cara ha sido como aquel al que se sometía el asesino de las películas de serie B para poder salir a la calle resultando irreconocible para la policía. Zellweger es ya otra actriz, no aquella de ojillos hinchados e inconfundibles que encandiló en Chicago o en Bridget Jones, sino una mujer fácilmente intercambiable por cualquiera de las señoras que pasean por las aceras de Madison Avenue con sus labios de pato y sus ojos atónitos.

Añade:

Zellweger ya no existe más, se nos fue, adiós, se perdió en el triángulo de las Bermudas de los quirófanos americanos, que siguen venerando el estiramiento facial aún a costa de enterrar la expresión que da autenticidad a un rostro. Qué sentirá nuestra Renée cada mañana al contemplar su cara nueva en el espejo es un misterio, pero sin duda hay algo de trastorno mental en pensar que se puede engañar al tiempo a base de retirar la piel sobrante.

Y concluye:

Los creadores de la moda han contribuido de alguna manera a esta sacralización de la juventud, en concreto, al ideal de la joven pálida y enclenque que sirve de percha a sus fantasías. Pero hay que negarse a esto, la vida es una rebelión continua, más para las mujeres, que vivimos siempre alerta, defendiéndonos de ese machismo de baja intensidad que está más presente de lo que denunciamos para que no parezca que padecemos amargura. Hay que rebelarse.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído