RAMÓN LOBO

«La salida de Rouco Varela, representante tardío del nacionalcatolicismo, es un avance»

"La salida de Rouco Varela, representante tardío del nacionalcatolicismo, es un avance"
Ramón Lobo

Este 31 de octubre de 2014 escribe Ramón Lobo en Infolibre una columna titulada ‘Un Papa entre lobos’ que arranca diciendo:

A los que no somos argentinos ni creyentes nos gusta el papa Francisco, quizá porque transmite humanidad, algo infrecuente. Un número elevado de católicos se sienten felices con cualquier papa porque en la base de su fe no está la duda ni el cuestionamiento del poder religioso, y menos aún si este procede de su Vicediós, es decir, de su representante en la Tierra. Por si hubiera tentaciones, el Papa IX se inventó a finales del XIX su infalibilidad y la de sus sucesores.

Y añade que:

Francisco trata de restar dramatismo al debate y reconocer que los homosexuales son portadores de virtudes y defectos, de derechos y obligaciones, como los heterosexuales. Trata de romper barreras. El diario conservador británico The Daily Telegraph destacó su posición favorable a los matrimonios gays, un anatema para muchos cardenales y políticos. La Red está plagada de vídeos que sostienen que Francisco es el Anticristo, es decir, el diablo. No cuelgo ninguno porque solo son basura fanática. Si no creemos en Dios tampoco nos vamos a preocupar por Belcebú.

Y concluye que:

El cambio ha llegado a España, tarde, pero ha llegado. La salida de Rouco Varela, representante tardío de lo que fue en este país el nacionalcatolicismo, es un avance. Ahora habrá que rezar para el nuevo espíritu franciscano, por Francisco, alcance a los partidos políticos, sobre todo al PP, y le dote de algo que la Iglesia y muchos de sus seguidores, que no todos (los misioneros/as) habían olvidado: la misericordia, es decir, una cierta empatía con el sufrimiento de los demás, sobre todo cuando ese padecimiento obedece a la acción fría y distante de la acción de Gobierno. Amén.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído