ÁLEX GRIJELMO

«Bankia no era un bankio: El acto de dar nombre a las cosas no puede tomarse a la ligera; tiene consecuencias»

"Bankia no era un bankio: El acto de dar nombre a las cosas no puede tomarse a la ligera; tiene consecuencias"
Alex Grijelmo.

Relacionamos la palabra “ahorros” con el sacrificio y la prudencia. Pero a algunos de esos “ahorros” los llamaron luego “preferentes”; y así hasta los comerciales de sucursal perdieron el rastro de los tesoros que se les habían confiado

Este domingo 2 noviembre 2014 Álex Grijlemo titula Bankia no era un bankio su sección La punta de la lengua en El País.

Aristóteles y Confucio relacionaban la verdad con la esencia del lenguaje. Para ellos debía darse una correspondencia entre la realidad y lo que se nombraba. Cuando le preguntaron al maestro Confucio acerca de la primera medida que habría de tomarse para ordenar el Estado, respondió: “Lo primero que hace falta es la rectificación de los nombres. Si los nombres no son correctos, las palabras no se ajustarán a lo que representan, y si las palabras no se ajustan a lo que representan, las tareas no se llevarán a cabo…, y el pueblo no sabrá cómo obrar”

Añade:

El acto de dar nombre a las cosas no puede tomarse a la ligera. […] El poder sugestivo de las palabras tiene consecuencias. La “Caja de Ahorros de Madrid” se convirtió durante los años ochenta en “Caja de Madrid”, hurtando al viejo nombre el concepto de los “ahorros”. Después, en 1988, se abrevió en “Cajamadrid”. Y más tarde, en 2010, se evaporará también de sus letreros todo rastro del vocablo “caja”. Una nueva palabra, “Bankia”, completará el proceso y representará así a una entidad distinta de la primigenia.

Y concluye:

La palabra “Bankia” sugiere las ideas “banco” y “banca”, sociedades muy distintas y constituidas hasta ahora por accionistas privados; gobernadas por sus principales propietarios, quienes se llevan los legítimos beneficios a su bolsillo. Y si unos directivos promueven que una “caja de ahorros” cuyo nombre data de 1838 se convierta en una entidad que al final va a denominarse “Bankia”, algo más cambiará también en sus percepciones de la vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído