Draghi ya no tiene predicamento

Podemos va camino de ser el ‘cisne negro’ al que se tendrá que enfrentar la economía española

Podemos va camino de ser el 'cisne negro' al que se tendrá que enfrentar la economía española
Mario Draghi. EP

Tanto anunciar que viene el lobo que ya nadie le cree. Es el viejo y manido cuento que desde hace tiempo los inversores aplican al presidente del BCE. Tantas veces Draghi ha anunciado medidas excepcionales que los mercados ya quieren pasar de las musas al teatro.

Esta semana de nuevo se reunía el BCE, parecía que muy peleados entre sus miembros, aunque finalmente se impuso la unanimidad sobre la toma de unas medidas que ya veremos si finalmente se imponen.

De nuevo se habló de medidas no convencionales como la compra de bonos de titulización de activos, compra de bonos privados que durará dos años, y la inyección de liquidez condicionada.

El resultado en las bolsas fue el de casi siempre: las palabras, las promesas de actuaciones, cotizaron al alza para horas después darse la vuelta y no creer nada de lo que oyen.

El IBEX acabó perdiendo un 1,3 por ciento y cierra la semana con una caída del 3,4 por ciento y por debajo de los 10.200 puntos.

En el caso español además ya empezamos a tener encima de la mesa informes de grandes bancos americanos y suizos que ponen blanco sobre negro sobre lo que significaría para España la llegada al poder de Podemos o el secesionismo catalán.

Podemos puede llegar a ser el verdadero cisne negro al que se tenga que enfrentar la economía española en los próximos meses.

Y no es descartable que la confianza ganada en estos últimos años se vaya por la borda.

De momento, JP Morgan dice en su informe que está desaconsejando la compra de deuda española, es más recomienda la deuda irlandesa, «ante las expectativas de que la incertidumbre política crezca tanto a nivel nacional como regional».

De hecho, el banco norteamericano se muestra muy preocupado por la incidencia que puede tener sobre la economía española el programa radical de Podemos.

España, añade, dejaría de ser el alumno bueno que ha hecho deberes. JP Morgan se fija sobre todo en la propuesta de auditar, reestructurar o directamente impagar la deuda.

También Credit Suisse o Barclays advierten de los riesgos que tendría para la recuperación de la economía española la fragmentación que en el Parlamento provocaría la entrada de Podemos.

Claro que no es únicamente Cataluña o Podemos las causas de la preocupación de analistas, inversores y ciudadanos. La corrupción lo está impregnando todo, aunque el paro sigue siendo la primera preocupación de los españoles y a ello va dedicado íntegramente el informe del Consejo para la Competitividad, presidido por el presidente de Telefónica, y que propone una serie de medidas que si se tomaran reducirían la tasa de paro en 2018 en más de 10 puntos porcentuales. La cuestión es si en un año somos capaces de regenerar la vida pública y tomar las medidas necesarias para recuperar el bienestar de los ciudadanos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído