PEDROJOTA RAMÍREZ

«Casimiro exigió y obtuvo mi expulsión de El Mundo tras haber alardeado de respeto a la libertad de expresión»

"Casimiro exigió y obtuvo mi expulsión de El Mundo tras haber alardeado de respeto a la libertad de expresión"
Pedrojota Ramírez. PD

Este domingo 23 noviembre 2014 Pedrojota Ramírez de las primeras cosas que ha hecho el ex director de El Mundo ha sido anunciar en Twitter su «esperanza en la Justicia»:

MI #UNADEDOS ANTE LA JUSTICIA

Hoy es un domingo todavía más triste que el anterior. Por tercera semana consecutiva me veo convertido en el único periodista del mundo democrático que no puede publicar en ningún periódico. En El Mundo porque mi sucesor exigió y obtuvo mi expulsión tras haber alardeado de respeto a la libertad de expresión cuando publicó mi educada respuesta a sus ofensas. En los demás diarios porque -en el caso de que quisieran contratarme- Unidad Editorial exige que siga sometido al pacto de no competencia.

La atroz injusticia de esa doble prohibición radica en que mi pacto de no competencia quedó indisociablemente unido al compromiso de publicar mis cartas dominicales. Así lo demuestro en la Rectificación que al amparo de la Ley Orgánica 2/84 remití el viernes al nuevo director de El Mundo. Si mañana lunes no aparece tanto en la edición digital como en la impresa presentaré una demanda para exigir su publicación.

¿Qué está pasando con los principios fundacionales, los estándares profesionales y las reglas éticas en el diario que lanzamos hace un cuarto de siglo y yo lideré hasta enero? ¿Alguien de dentro o fuera de la redacción tiene algún argumento que justifique que no se publicara mi respuesta al editorial paradójicamente titulado «En esta pecera no hay censura»? ¿Alguien de dentro o fuera de la redacción tiene algún argumento que justifique que tampoco se difunda esta contestación a las falsedades vertidas sobre mi?

Lo último que quiero es perjudicar a un diario al que, por mucho que descarrile, siempre miraré como a un hijo. Nada desearía como que cesara de inmediato esta pesadilla y que #unadedos: o se volvieran a publicar mis Cartas de un Arponero Ingenuo o se me liberara de toda atadura para emprender otros rumbos. De hecho dejo en manos de Unidad Editorial la facultad de elegir entre estas dos opciones.

Pero así como Unidad Editorial, arropada por el ejército de abogados de Goliat-Uría, se ha arrogado la capacidad unilateral de erigirse en acusador, instructor, sentenciador y ejecutor de nuestros pactos, yo no puedo actuar de forma equivalente. Yo soy sólo un individuo que necesita seguridad jurídica para no ser aplastado por el gigante de una gran corporación multinacional como RCS. Por eso he acudido de la mano de David-Liaño, una vez más, a los tribunales.

Y digo «una vez más» porque a lo largo de mis 40 años de ejercicio profesional, tan entreverados con la historia de la España democrática, siempre han sido los jueces quienes en momentos clave han protegido mis derechos como periodista y por lo tanto los derechos de los ciudadanos a recibir informaciones y opiniones de forma plural.

Así ocurrió cuando en 1981 el juez Luis Lerga paró en seco la querella de los golpistas del 23-F contra mí por haber publicado en Diario 16 el relato de uno de los soldados forzados a entrar en el Congreso. Y cuando el propio Tribunal Constitucional me concedió amparo obligando al tribunal militar a devolverme la acreditación para cubrir el juicio que se me había retirado.

Así ocurrió en 1990 cuando el juez Carlos Dívar rechazó la admisión a trámite de la querella presentada nada menos que por el entonces Fiscal General del Estado Leopoldo Torres, a instancias de Felipe González, acusando a cuatro redactores de El Mundo de delitos castigados con la cárcel, por nuestras revelaciones sobre el caso Juan Guerra.

Así ocurrió en 2002 cuando los magistrados de la Audiencia de Madrid Olatz Aizpurúa, Consuelo Romera y José de la Mata condenaron a 18 años de cárcel a los autores del infame montaje que un grupo de colaboradores de Felipe González urdió «como respuesta al tratamiento informativo» -así reza la sentencia- que El Mundo había dado a la trama de los GAL.

Y así ocurrió en 2010 cuando los magistrados de la Audiencia de Madrid Antonio García Paredes, Carmen García de Leániz y María Victoria Salcedo acreditaron la «veracidad» de las investigaciones de El Mundo sobre el 11-M, subrayando sabiamente que la «verdad judicial» no siempre coincide con «la realidad de los hechos».

Pese al permanente intento de controlarlos políticamente, pese a la penuria de medios con la que operan, una y otra vez he descubierto que los jueces españoles son especialmente sensibles a la protección de ese derecho de los ciudadanos a la información que materializamos los periodistas.

Por eso aguardo esperanzado a la celebración de la vista sobre Medidas Cautelares – #unadedos- que se celebrará el próximo viernes en el juzgado 33 de lo civil de la Plaza de Castilla. Ese día la titular de ese juzgado será la Justicia.

ANTECEDENTES

Casimiro ‘apuñaló’ a Pedrojota cuando se enteró de que estaba negociando su vuelta al poder con los dueños de UNEDISA

La verdad según Pedrojota: «Hoy es el primer domingo en casi cuatro décadas en el que no puedo escribir en ningún periódico»

Casimiro tira a la papelera la Carta de Pedrojota, quien la publica en la Red, y corta definitivamente el cordón umbilical con el exdirector y fundador de El Mundo

Exclusiva PD / Pedrojota pone contra las cuerdas a Casimiro con un escrito judicial que hace temblar a Unidad Editorial

Pablo Sebastián: «No sólo está la demanda de Pedrojota, también le puede caer otra a Galiano por falsedad documental»

Pedrojota Ramírez: «O García-Abadillo me deja volver a escribir en El Mundo o Galiano me deja hacerlo en otro sitio»

‘El Mundo’ quita a Pedrojota el despacho, la tarjeta, la secretaria, el chófer, guardaespaldas y el móvil y encima le exige 400.000 euros

Pedrojota habla por primera vez tras su despido para PD: «Mi situación es inaceptable»

Exclusiva PD / Pedrojota encarga el diseño de El Universal al mejor diseñador de periódicos del mundo

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído