Carmen Tom‡s

El IBEX, a por el rally navideño.

La bolsa española cerró el viernes una buena semana y un buen mes. El IBEX ha ganado en noviembre casi un 3 por ciento y todo hace pensar que el año, que va sumando un 8 por ciento de beneficio, consolide la racha e incluso mejore algo más. En los últimos dias se han publicado muchos datos sobre la evolución de la economía y casi todos han sido mejores de lo esperado.

El INE ha anunciado que el PIB creció 0,5 por ciento en el tercer trimestre, las ventas del comercio minorista han crecido más de un 2 por ciento y el déficit del Estado parece estar controlado, no así tanto el correspondiente a las Comunidades Autónomas.

Además, las exportaciones se han vuelto a comportar bien y se han presentado dos factores externos que conseguirán ingresos extraordinarios y facilitarán la competitividad de nuestros productos: el precio del petróleo y la caída del euro respecto al dólar. Para el ministro de Economía, la caída en el precio del crudo puede añadir de medio punto a un punto al crecimiento del PIB.

Cierto que la Comisión Europea ha mostrado su preocupación porque varios países, entre ellos España, Francia e Italia, no sean capaces de cumplir con el objetivo de déficit el año próximo y ha pedido más medidas de contención del gasto. De Guindos, sin embargo, se muestra seguro de que vamos a cumplir y de que no harán falta más recortes.

Hay que tener en cuenta que ya el 1 de enero entrará en vigor la rebaja del IRPF y el gobierno confía en que aumente la demanda interna, los ingresos del Estado por esta vía y por la del ahorro en petróleo y en coste de la deuda, que esta semana ha bajado el mínimo histórico, con una rentabilidad del bono a 10 años por debajo del 2 por ciento.

En todo caso, siguen las preocupaciones tanto externas como internas y algunos desequilibrios siguen acechando. Para qué hablar ya de la incertidumbre que puede estar generando ni siquiera la posibilidad de que Podemos pueda tener alguna cuota de poder en este país y lleve a cabo no ya su programa económico presentado y que ha sido edulcorado para «engañar», sino sus verdaderas intenciones más cercanas al comunismo que a la socialdemocracia como ahora nos quieren vender. De momento, ya continuaremos con el análisis, la bolsa sería uno de sus caladeros para recaudar a grandes y pequeños inversores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído