Carmen Tom‡s

El rally navideño va por barrios.

Los mercados bursátiles han vivido una semana bastante negra, de esas en las que hay que mirar estadísticas para saber dónde colocarla. Por ejemplo, la caída registrada por el IBEX ha sido del 7 por ciento y hay que remontarse a junio de 2012 para encontrar algo parecido. Los causantes de esta auténtica nube negra hay que buscarlos en la situación de Grecia, de nuevo al borde del caos (prima de riesgo en 900 y bono a 10 años cerca del 10 por ciento) la caída del precio del petróleo que está asfixiando a muchas economías y a que China está ofreciendo peores datos de lo previsto. Estas son las generales de la ley.

El IBEX aún mantiene ganancias desde principios de año y hay valores como Telefónica o Iberdrola que acumulan ganancias mayores desde enero. No está todo perdido, aunque los inversores se han puesto muy nerviosos y han querido hacer caja antes de que pueda pasar algo peor. Pero, al final, ya saben, los fondos tienen que presentar unas cuentas decentes a sus inversores y no es descartable que en estas últimas dos semanas, pasen a un segundo plano las circunstancias que han empañado los parqués y que alguna podría dejarse a un lado, descontarla, y mirar hacia otro lado para seguir adelante.

Los inversores podrían fijarse, por ejemplo, en España. Quizá la crisis no sea historia como ha dicho el presidente del gobierno, pero es obvio que las cifras se han dado la vuelta y podemos afrontar 2015 con cierto optimismo. Esta semana FUNCAS ha revisado al alza sus estimaciones de crecimiento para España y lo sitúa en el 2,4 por ciento; se han publicado las estadísticas de venta de coches, viviendas, consumo minorista y todo apunta a clara mejoría que se va traduciendo en creación de puestos de trabajo.

También va a ayudar la rebaja del crudo, Euribor e IRPF que dejarán más dinero en los bolsillos de los ciudadanos. Sin embargo, hay que ser cauteloso, porque como nos avisa el presidente del Bundesbank desde las páginas de «El País», las medidas que propone Podemos, al que aún las encuestas dan un importante porcentaje de intención de voto, amenazan la economía.

También lo han hecho otros grandes bancos que aconsejan comprar deuda de Portugal antes que de España por la misma razón. Y es que, en mi opinión, Podemos, es el gran y único cisne negro de la economía española.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído