HERMANN TERTSCH

«Muchos europeos dudan de que el proyecto político griego sea compatible con la UE y sus leyes»

"Muchos europeos dudan de que el proyecto político griego sea compatible con la UE y sus leyes"
Hermann Tertsch.

Este 23 de junio de 2015, escribe Hermann Tertsch en ABC una columna titulada ‘Mala terapia, larga agonía’ en la que arranca diciendo:

El espectáculo es poco edificante. Como casi todos a los que asistimos de un tiempo a esta parte. ¿Cuál fue el último gran gesto de dignidad europea que recuerdan? Cuesta trabajo recordar alguno reciente. Ahora tenemos a un gobierno de un pequeño país decidido a utilizar todos los métodos de la deshonestidad, desde el chantaje al engaño, de la amenaza a la agitación populista o la traición.

Añade que:

Pero el alacrán actuará según su naturaleza. Con una dirección política neocomunista no puede cumplir y no lo hará. Y con ese gobierno no podrá funcionar. Pero la perseverante defensa del absurdo es parte de ese proyecto totalitario comunista que vuelve en el mundo y en Europa con el desprestigio de la democracia, del capitalismo y la libertad. En Europa de momento tiene como cabeza de puente a Grecia. Quizá pronto sea España la otra. Si sucede, no habrá sido menor el papel jugado por todos los que han otorgado impunidad a Tsipras tras alcanzar este cotas insólitas de osadía en el engaño y la provocación.

Y concluye que:

Pocos europeos están en contra de la permanencia de una Grecia democrática, honrada y respetuosa en el seno de la UE. Pero muchos europeos dudan profundamente de que el proyecto político griego sea compatible con la UE y sus leyes. El populismo griego es un movimiento agresivo, nacionalista, victimista y antioccidental que alimenta el movimiento neocomunista. Su partido es tan enemigo de las reglas, principios y esencia de la UE como lo puedan ser Rusia, Bielorrusia o Cuba.

Autor

Javier Velasco-Arias

Javier Velasco-Arias, biblista y educador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído