HERMANN TERTSCH

«El caso Púnica ya está convertido en el único punto de la agenda de actualidad gracias a las televisiones de ese duopolio tan amigo»

"El caso Púnica ya está convertido en el único punto de la agenda de actualidad gracias a las televisiones de ese duopolio tan amigo"
Hermann Tertsch.

Hermann Tertsch titula ‘Cabeza enterrada, cabeza podrida’ su columna en el diario ABC de este 28 de julio de 2015 y que arranca así:

WASHINGTON acaba de quitar a Cuba de otra de sus listas negras, la de los países que toleran o participan en el tráfico de personas. Hace unas semanas borró al régimen de los Castro de su lista de países que cooperan con el terrorismo. Están en Washington lanzados en maquillar al régimen cubano para retirar impedimentos al paseo triunfal conciliador de Barack Obama con los Castro. Cualquier día de estos tenemos un comunicado del Departamento de Estado en el que anuncia la candidatura de los siniestros Pili y Mili al Premio Nobel ese de la Paz que ya le dieron a Obama. No vayan a pensar que Cuba trafica menos hoy que ayer con personas, armas o drogas, o que Cuba colabora menos con organizaciones terroristas. Si se esmeran tanto como en otras tropelías han ido a más. Porque acosan y pegan a disidentes, incluidas las Damas de Blanco, casi con más saña que antes. Pero da igual. No conviene ver.

Sigue:

Ninguna ley política de Zapatero abolida. Ni la de López Aguilar y ni siquiera la infame que llaman de la Memoria Histórica que permite ahora la caza de brujas contra todo hombre de bien que no tenga carné frentepopulista.

Finaliza:

La credibilidad de Obama es ya tan menor que nadie intenta siquiera defenderla. Hasta sus seguidores reconocen, aunque lo defiendan, el carácter oportunista, mendaz y falsario del trato al régimen delincuente de Cuba. En España, la derecha paralizada bajo los calores y humores del Tour de Francia solo balbucea. Pretendiendo algunos ilusos que la gentuza asustará tanto como ellos necesitan para escapar de la derrota. Ni lo sueñen. El caso Púnica ya está convertido en el único punto de la agenda de actualidad que, gracias a las televisiones de ese duopolio tan amigo, puede competir con la pausada sedición, el golpe de Estado sosegado, la traición tranquila, cuyas diferentes etapas acomete día a día el señor Artur Mas en Cataluña sin miedo ni a un susto. El desprecio a la realidad siempre tiene precio. Con Obama está claro que EE.UU. es menos ante los demás y más débil. Pero Obama se va.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído