El discurso del Rey en los premios Princesa de Asturias

El Rey Felipe VI a Cataluña: “Que nadie construya muros con sentimientos”

Don Felipe ha entregado los Premios Princesa de Asturias, unos galardones «que ejemplifican cómo queremos que se fortalezca España»

El Rey Felipe VI a Cataluña: “Que nadie construya muros con sentimientos”
El Rey Felipe VI. EP

He seguido muy atentamente, año tras año, los discursos del Rey en la ceremonia de entrega de los premios Príncipe de Asturias, ahora rebautizados como Princesa de Asturias.

Pienso que, desde que Felipe VI subió al trono, la importancia de la ceremonia que tendrá lugar este jueves se incrementa, en función, claro está, de la coyuntura concreta que vive el país.

Así, hay mucha gente pendiente de lo que diga el Rey en su tradicional discurso tras la entrega de premios; tanta importancia se da a esta presencia del Monarca que existe incluso quien piensa que La Zarzuela ha preferido en esta ocasión mantener al jefe del Estado como orador, en lugar de ceder el paso a su hija Leonor: el parlamento de Don Felipe tiene que tener el contenido político que sin duda no podría darle aún doña Leonor.

Consta que todas y cada una de las palabras del Rey en Oviedo este viernes van a ser analizadas con lupa. Porque nunca como este año estuvieron la unidad y la estabilidad territorial del país tan amenazadas. Apuesto por que estas ideas, ‘unidad’ (dentro de la diversidad) y estabilidad, para mantener el buen rumbo del país, serán desarrolladas por un Felipe VI que hasta ahora se ha mostrado impecable en sus intervenciones públicas, aunque algunos piensen (quien suscribe entre ellos) que en ocasiones podrían pecar de excesiva prudencia: el papel mediador y equilibrador del jefe del Estado es cada día más imprescindible y, personalmente, me arriesgo a decir que su presencia activa debería, con los límites constitucionales de rigor, incrementarse cada día más.

Porque son estos momentos especialmente convulsos. Momentos en los que cada día parece más claro que Artur Mas, con graves dudas a sus espaldas acerca de la honorabilidad de su partido, no podrá mantener la presidencia de la Generalitat, y tendrá que cumplir sus propósitos de marcharse a ocupar un rentable puesto laboral en el extranjero.

Lo van diciendo en voz más que medianamente alta sus necesariamente ‘aliados’ de la CUP, con los que no puedo, aunque sea solamente en este punto, estar más de acuerdo: a Artur Mas, que ha acumulado tantos errores y sobre en quien se centran tantas sospechas de connivencia con la corrupción, no se le puede seguir considerando el molt honorable president de la Generalitat de Catalunya ni un minuto más.

Y ahí es donde entran las especulaciones acerca de si, en caso extremo, la CUP apoyaría al cabeza de lista de ‘Junts pel Sí’, Raül Romeva, un independentista ‘avant la lettre’ que causará, qué duda cabe, serios quebraderos de cabeza al Estado, si Dios y la sensatez del pueblo catalán -y la que está mostrando hasta ahora el resto de los españoles– no lo remedian.

La proximidad de unas elecciones generales -están a menos de dos meses ya- que decidirán quién será el hombre y el/los partido/s que tenga/n que entablar el diálogo-con-quien-sea para arreglar las cañerías catalanas, otorga también una especial relevancia a esta última intervención preelectoral ‘política’ de quien está por encima de los partidos.

Y también sobrevolando las disputas territoriales de tantas veces artificiales, miserables o mendaces. Porque es Felipe VI quien representa, legalmente y de hecho, al Estado. Carecería de sentido, tras haber recibido el independentismo catalán una sonora bofetada por parte de los principales mandatarios europeos congregados en Madrid, que el Rey perdiese la oportunidad de hacer oír su voz, que siempre hemos escuchado sensata, conciliadora y firme, en medio del estruendo de una parte y de los silencios de otra.

TODAS LAS FRASES DEL REY

Unidad de España

—«Cuando se levantan muros emocionales, o se promueven divisiones, algo muy profundo se quiebra en nosotros mismos, en nuestro propio ser, en nuestros corazones».

—«Las divisiones nunca hacen grande a un pueblo; solo lo empobrecen y aíslan».

—«Evitemos las fracturas sociales que tanto daño hacen a las conciencias de las personas, a los afectos, a la amistad y a las familias, a las relaciones entre los ciudadanos».

—«La defensa de la legalidad y de los principios constitucionales es la garantía de los derechos y libertades de todos los ciudadanos».

—«Los españoles debemos preservar esa convivencia que fortalece y enriquece nuestra vida colectiva».

—«Sigamos construyendo España, convencidos de que una nación europea con raíces milenarias y vocación universal, como la nuestra, seguirá unida en su camino hacia un futuro de mayor concordia y progreso».

Premios Princesa de Asturias

—«Los premios son un modelo que ejemplifica cómo queremos que se fortalezca España».

Coppola

—«¿Quién no ha sentido una intensa emoción viendo sus películas? ¿Quién no ha quedado conmovido por ellas? La obra de Coppola poetiza la grandeza y el fracaso de los seres humanos».

Duflo

—«Lleva años empeñada en la noble tarea de encontrar métodos eficaces para luchar contra la pobreza extrema, y también en la de explicar por qué fracasan muchas de las iniciativas que se adoptan en este terreno».

Lledó

—«En estos tiempos de incertidumbre e inquietudes, le pedimos que nos aconseje, que nos guíe con su magisterio y con la autoridad que le confieren sus muchos años de estudio, de reflexión y trabajo».

Los hermanos Marc y Pau Gasol

—Todavía tenemos muy vivos los recuerdos y emociones delreciente oro europeo ganado por nuestra selección, a la que reiteramos desde aquí nuestra enhorabuena.

Wikipedia

Una idea brillante y generosa, una forma de trabajar que es símbolo universal de trabajo en equipo; premiamos una enciclopedia que va mucho más allá de la mera acumulación de datos, pues se rige por principios que buscan hacerla fiable, útil y cómoda.

Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna

—«El impacto de su trabajo en todas las áreas de la biología, tanto básica como aplicada, ha sido inmenso. Al tratarse de una herramienta muy efectiva para reemplazar o corregir genes en células humanas, cuenta con un gran potencial de curar enfermedades genéticas; y aumenta así las esperanzas en una terapia génica efectiva».

Leonardo Padura

—«Su tierra y su vida en ella son inseparables en su obra, siempre envuelta en un aire melancólico y certero que la hace tan atractiva y cercana, especialmente para quienes, como los españoles, llevamos a Cuba en el corazón».

Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

—«Los Hospitalarios, que conocen muy de cerca el dolor humano, desempeñan una labor abnegada, pero inherente a su razón de ser, a su fe, a su sentido del deber. Por eso, además, su ejemplo, su ejemplo sublime de compasión y caridad, de generosidad y alegría, es una llamada de alerta constante para todos nosotros».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído