David Gistau

La equivocación de Schz es consecuencia del narcisismo socialdemócrata

La equivocación de Schz es consecuencia del narcisismo socialdemócrata
David Gistau. PD

David Gistau se troncha de lo lindo en ‘ABC’ con Pedro Sánchez y su resbalón al atribuir al PSOE el invento del divorcio, algo ya aprobado con la UCD en el Gobierno a principios de los 80. ¡Ay esos asesores de corta y pega!

Una noche invernal de comienzos de los años ochenta, entre el golpe de Tejero y el saludo de Felipe en el balcón del Palace, mi padre nos juntó a todos los hermanos delante de un televisor en un salón del parador de Gredos, donde pasábamos el fin de semana. El motivo era que nuestros progenitores salían en «Informe Semanal» durante un cuarto de hora warholiano, entrevistados como uno de los primeros matrimonios españoles divorciados al amparo de la nueva ley. En realidad, no sé bien si fueron oficialmente los primeros o si sólo hicieron podio. En todo caso, los de la familia fuimos protagonistas de lo que hoy en día se ha dado en llamar «periodismo humano». Niños acerca de los cuales se cuchicheaba en el patio del colegio. Rarezas sociales que debían ser expuestas y catalogadas. Como años más tarde lo fueron los pioneros del matrimonio gay. Por la experiencia propia, yo ya sabía que las innovaciones sociológicas que primero salen en «Informe Semanal» y alimentan escándalos y conversaciones se convierten, tarde o temprano, en rutina. Mucho más duro fue soportar después otro tipo de extravagancia en el patio: el único niño del colegio al que se le había muerto el padre. Él y sus hermanas.

Recuerda que:

Volví a pensar en Gredos la otra noche, durante la entrevista al político de vocales amputadas en TVE. El nombre/muñón, Schz. Menos mal que no atribuimos demasiada credibilidad a nada de lo que dice. Porque, de tenerle fe a Schz, me habría ido a la cama convencido de que mis padres siguieron casados sin saberlo durante toda su vida porque la ley por la que salieron en «Informe Semanal» no fue aprobada hasta el ciclo socialista. Las derivadas habrían sido terribles: ambos habrían sido víctimas de un engaño gigantesco y cometido delitos de poligamia con sus matrimonios siguientes.

Añade:

Los descendientes seríamos por tanto el resultado de un linaje inmoral y delictivo. Vamos, que Schz acababa de darnos conversación para la Nochebuena en familia. Pero, como ya conocemos a este hombre que en sus repentismos se propone disolver el ejército, sabíamos que estábamos ante un error o ante una manipulación para incorporar la ley del divorcio al marcador de goles socialistas.

Y concluye:

Creo más en la hipótesis del error. De hecho, estoy convencido de que la equivocación de Schz es consecuencia del narcisismo socialdemócrata, que no puede concebir que no haya sido el PSOE el autor de cualquier ley o derecho que el tiempo haya considerado evolutivo. La socialdemocracia tiene tal complejo patrimonial de la España democrática que tiende a borrar en el recuerdo a cualquiera que le discuta los méritos. Los demás existen sólo para procurar fuerzas regresivas contra las cuales la lucha del PSOE haya sido más meritoria. Antes de que meta la pata, que alguien siente a Schz, le coja de la mano y le explique que la mili obligatoria la suprimió Aznar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído