Las alarmas se encendieron hace diez días en La Moncloa

Pedro Arriola avisa a Mariano Rajoy del ‘peligroso’ ascenso de Ciudadanos y alerta al PP

Aunque nadie quiere dar crédito a que una formación nueva tenga opciones reales, muchos ya no se fían de nada

Pedro Arriola avisa a Mariano Rajoy del 'peligroso' ascenso de Ciudadanos y alerta al PP
Pedro Arriola.

La ley d´Hont salta por los aires en el momento en que una formación política supera un determinado porcentaje

La vuelta a la actividad del que ha sido desde hace tiempo el sociólogo de cabecera del PP, Pedro Arriola, no ha sido precisamente para dar buenas noticias a Mariano Rajoy.

Hace pocos días el presidente del Gobierno recibió en su despacho un estudio electoral en profundidad que incluye un sondeo propio, el cual recoge una recopilación de las principales encuestas publicadas y que establece una fotografía «muy aproximada» de los resultados electoral al día hoy.

En dicho informe el resultado de Ciudadanos es «mucho mayor» del que han venido arrojando las distintas empresas demoscópicas en las últimas semanas. Hasta el punto de que sitúa a Ciudadanos con «posibilidad real» de disputar al PP la victoria electoral.

Las alarmas se encendieron hace diez días en La Moncloa y aunque nadie da crédito a que una formación nueva, que no tiene representación parlamentaria y que sigue sin estructura de partido en la mayoría de las provincias pueda subir de esa manera, lo cierto es que ya nadie se fía del todo.

Las encuestas vaticinan un batacazo de más de 50 diputados al PP. ¿Dónde van esos escaños? Aunque la traslación en absoluto es directa, sí existe el convencimiento de que la tendencia de Ciudadanos es alza y la del PP, en su vertiente más optimista, es la del estancamiento.

También existe otro convencimiento en La Moncloa sobre las razones de esta situación: la gestión del resultado de Cataluña. No tanto el resultado en sí mismo, que para el PP no fue tan malo teniendo en cuenta las expectativas y el voto histórico en Cataluña.

El verdadero error ha sido la gestión de ese resultado. El dejar campo libre a Ciudadanos. El no buscar lo positivo. Y el presentarse como perdedores en la noche electoral. Una gestión que ha permitido a Ciudadanos presentarse en el resto de España como la única opción válida frente al independentismo catalán.

El más creíble frente al desafío independentista

El cómo afrontar la situación en Cataluña puede ser precisamente lo que incline la balanza. El que ofrezca más credibilidad en este momento crítico. Y es aquí donde Mariano Rajoy ha empezado a cambiar tras la presentación en Cataluña de la proposición que inicia el «proceso de una república catalana independiente».

El hecho de que Mariano Rajoy haya tomado la inactiva en este asunto. El hecho de que haya liderado el consenso constitucional promoviendo la ronda de contactos en La Moncloa. Y sobre todo, el cambio de discurso, ahora más contundente, contra «el mayor desafío que ha vivido nuestro orden constitucional en décadas», en palabras del propio Rajoy, es algo que despertado nuevas sensaciones en el Gobierno y en el PP.

Entre otras razones, afirmaba un alto dirigente del PP, porque «por muy bien que hable Albert Rivera, por muy bien que Ciudadanos explique las cosas, a la hora de la verdad, quien ejecuta y quien va a parar el desafío independentista es el presidente del Gobierno».

Con todo, las encuestas siguen diciendo lo que dicen. El ascenso de Ciudadanos todavía puede ser mayor. Y tal y como saben todos los sociólogos, incluido el de cabecera de Rajoy, Pedro Arriola, la ley d´Hont salta por los aires en el momento en que una formación política supera un determinado porcentaje. Y eso es lo que puede ocurrir con Ciudadanos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído