Podemos, PSOE e IU apuestan por una subida espectacular de la imposición

Llegan las elecciones y empieza el baile de promesas desquiciadas

Llegan las elecciones y empieza el baile de promesas desquiciadas
Elección, candidato, política, encuestas y partidos. PD

A menos de tres semanas ya para la celebración de las elecciones generales del 20-D, los partidos han comenzado a desgranar sus programas electorales, también en materia económica.

Lo que más importa a los ciudadanos es a mi modo de ver cómo van a lograr que se genere actividad y por lo tanto empleo y como segunda derivada qué va a pasar con los impuestos.

Hay que decir que excepto el PP y en alguna medida Ciudadanos que prometen menos IRPF, el resto, Podemos, PSOE e IU apuestan por una subida espectacular de la imposición a las rentas altas, aunque sin concretar qué consideran una renta alta. Además, como ya hemos visto otras veces, cuando un partido decide subir los impuestos acaba por tocarnos a todos. Faltan aún muchas precisiones y no tengo muy claro que se vayan a hacer.

Hay que decir que de una forma u otra, con un nombre o con otro, tanto los socialistas, como IU, Podemos y Ciudadanos proponen una renta básica o mínima, un salario complementario, viene a ser lo mismo, sin tener muy claro ni a cuánto asciende exactamente su coste, ni de dónde van a sacar el dinero, ya que por más que subieran los impuestos o escarbaran en el fraude fiscal, el sistema no da más de sí.

Un dato, con el crecimiento que se ha conseguido el año pasado y este 2015, los ingresos han subido, se ha ahorrado con el precio del petróleo y con la mejor venta de deuda pública, incluso en la lucha contra el fraude se ha sido eficaz y el PP aún bajando el IRPF no ha logrado que volviera a cómo estaba en 2011. Así que es bastante poco probable que los que prometen gasto desbordado puedan afrontarlo con las medidas que prometen.

El PP, por ejemplo, que sí plantea bajar de nuevo el IRPF y ampliar los 500 euros exentos de cotizar a la Seguridad Social tanto para el empresario como para el trabajador, incluso que también se beneficien los contratos que pasen de temporales a fijos, va a tener difícil poder cumplir con todo. La economía se mueve, pero también hay un compromiso de reducir el déficit que aprieta como una china en el zapato. Hay que estar atentos a la propuesta concreta de afrontar menos ingresos por estas dos vías y su correspondiente partida para que cuadren las cuentas. Esto acaba de empezar. Ahora toca leer los folios de los programas y estudiarlos para ver cuánto tienen de verosímiles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído