Ya estamos a mitad de la campaña electoral oficial

Una propuesta sensata: reformar el sistema de cotizaciones sociales de los autónomos

Una propuesta sensata: reformar el sistema de cotizaciones sociales de los autónomos
Empresa, beneficio, autónomo, éxito, beneficio y empresa. PD

Ya estamos a mitad de la campaña electoral oficial, hemos oído promesas de todo tipo: un candidato solo habla de derogar, otros prometen referéndum en Cataluña que no está contemplado en la Constitución, y otros bondades económicas que sería imposible pagar por mucho que se suban los impuestos a los ricos, y así sucesivamente, propuestas insensatas de todo tipo.

Pues bien, hay una propuesta electoral que pasa desapercibida y cuya implantación, completamente posible, por su sencillez, cambiaría sustancialmente el sistema económico y fiscal español. La lleva en su programa Ciudadanos, y lo que mas me sorprende, es que parece que ni ellos mismos, sean conscientes de su trascendencia.

Se trata de reformar el sistema de cotizaciones sociales de los autónomos, en un pequeño detalle, -aunque está claro que solo sea para empezar- que quienes no alcancen ingresos equivalentes al salario mínimo interprofesional, no cotizasen, y quienes lo superasen, lo hicieran en proporción a sus ingresos.

Da pena contemplar la ignorancia de quienes creen que hacer aflorar la economía sumergida, ese 20% del que hablan los expertos, se iba a traducir en una cantidad equivalente en los ingresos del Estado, una solución al déficit. Nada más lejos de la realidad.

Por supuesto que hay defraudadores de alto nivel a los que hay que perseguir, pero ésos no constituyen el grueso de la economía sumergida, ni mucho menos, la economía sumergida en su mayor parte está constituida por personas cuyas actividades económicas, no dan lo suficiente para pagar impuestos, gente que no tiene mas elección que pagar seguridad social, o cesar en sus actividades, o sea, dejar de comer, gente que se saca 700 u 800€ al mes, y de los que se espera paguen una cuota de 300 y pico de € al mes, aunque solo hayan trabajado 3 días.

Se dice que los jubilados con sus pensiones, son los que mantienen a sus hijos parados, y posiblemente sea verdad, en parte. Pero quien mantiene al grueso de los parados sin protección, es en realidad la economía sumergida, esos que hacen chapuzas, arreglos, trabajos para sus padres o parientes en pequeños bares y negocios familiares y que no cotizan porque o cobran poco, o no cobran, pero que pueden comer vivir bajo techo.

Ignorar eso, es vivir de espaldas a la sociedad, sociedad que ya haría años estaría en la calle quemando containers y pidiendo soluciones, si se obligase a parar a los que viven sumergidos por no poder cumplir y comer a la vez.

Pues bien, la supresión de cotizaciones sociales para los autónomos que ingresen menos del salario mínimo, y el pago según los ingresos, a quienes lo superasen, sacaría a la superficie a decenas o cientos de miles de personas que están en la economía sumergida, y ello permitiría que la lucha contra el fraude real fuese efectiva, pudiendo la inspección concentrarse en el fraude de verdad, y dejando en paz a quienes tan solo luchan por subsistir.

De todas formas aquí el Estado no perdería ingresos porque no los había, y por otra parte cobraría el IVA que ahora no cobra, por estar los sumergidos obligados a facturar en negro.

Así de sencillo, ¿Cómo es posible que a nadie más se le ocurra?, la respuesta es, que ni los políticos ni los funcionarios saben nada de micro economía. Habría que hacer un ministerio de Macroeconomía y otro de Microeconomía, asesorado este último, por una selección de operadores del mercado de abastos, por ejemplo.

No es broma

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído