Cayetano González

Elecciones 20-D: La hora de la verdad

Elecciones 20-D: La hora de la verdad
Cayetano González. PD

Según nuestro sistema electoral, los ciudadanos tienen la posibilidad cada cuatro años como máximo, de elegir a sus representantes en las Cortes Generales y por ende a quienes pilotarán la nave del gobierno de la Nación hasta la próxima cita con las urnas. En manos de ciudadanía está por tanto la posibilidad a través del voto de poner o quitar gobiernos, de premiar o castigar al que ha estado en el poder o a quien aspira a llegar a él. Eso es lo que sucederá, ni más ni menos, el próximo domingo cuando el que quiera ejerza el derecho democrático al voto. Ha llegado la hora de la verdad.

La cuestión es que el resultado de estas próximas elecciones generales está lleno de incógnitas que incluso es muy posible que no queden despejadas del todo la noche del propio 20-D cuando se hayan recontado todos los votos y se sepa con certeza cuantos escaños tiene cada partido.

La causa principal de esa incertidumbre es que todo apunta a que el bipartidismo clásico que ha venido adueñándose del mapa político en los últimos treinta y siete años ha llegado a su fin. El binomio PP-PSOE se romperá para dar entrada a otros dos partidos, Ciudadanos y Podemos, que además lo harán con fuerza, a tenor de lo que dicen las encuestas.

La gobernabilidad de España ya no será tarea de dos, sino al menos de cuatro. El cómo se articulen los pactos o las coaliciones de gobierno entre esos partidos es la cuestión a dilucidar tras las elecciones, aunque algunas cosas se pueden aventurar. Por ejemplo, las encuestas apuntan a que el PP será la lista más votada, con una horquilla de escaños entre 110-130, muy alejada de la mágica cifra de 176 que es la que marca la mayoría absoluta.

Parece evidente que el único margen de maniobra para el pacto que tiene el PP es con Ciudadanos, al que las encuestas otorgan entre 60 y 80 escaños, porque no es pensable un acuerdo de los populares con el PSOE y mucho menos con Podemos. Pero la pregunta que cabe hacerse es: ¿Ciudadanos ha llegado hasta aquí para al final apuntalar al PP en el poder?

Otro posible pacto sería el del PSOE con el partido de Rivera e incluso con la colaboración de Podemos. Para ese pacto no será un tema menor que los socialistas queden segundos tras el PP, posición que según algunas encuestas no tienen del todo garantizada.

Por eso decía antes que hay muchas incógnitas por despejar y que algunas de ellas requerirán un cierto tiempo tras las elecciones del domingo, fundamentalmente para digerir los resultados y para ver si estos no provocan más de un cataclismo interno en los liderazgos de los partidos que salgan peor parados.

En este sentido, el PP y el PSOE son los que más papeletas tienen para sufrir ese cataclismo. El primero, porque aun ganando pierda el poder y el segundo, porque aun pudiendo hacerse con él, lo consiga desde el peor resultado de su historia reciente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído