Charo Zarzalejos

Ya, a un paso de las urnas

Ya, a un paso de las urnas
Charo Zarzalejos. PD

Cuando estas líneas lleguen a ustedes estaremos a un paso, solo a un paso de las urnas. Culmina así una campaña electoral marcada por las encuestas, los debate y, finalmente, por la lamentable y condenable agresión al Presidente del Gobierno. La reacción del agredido así como la del conjunto de las fuerzas políticas ha sido ejemplar.

Superada la liturgia propia de toda competición electoral, llega el momento de la verdad. Ese en el que cada cual deposita su papeleta sin que nadie tenga la certeza de la capacidad de influencia de la propia campaña, los gestos y discursos de los candidatos.

Las urnas, en esta ocasión nos van a tener más en vilo que nunca. Y es que nunca ha habido unas elecciones más abiertas y de resultados, pese a lo que digan las encuestas, más inciertos. Un puñado pequeño de diputados puede ser decisivo para el día 21 que es cuando comenzará la auténtica jornada de reflexión.

Y nuestros candidatos tendrán que reflexionar y mucho. Tanto o más que los ciudadanos a la hora de depositar su voto. Los pactos se presentan como inevitables y a la hora de gobernar España no vale cualquier pacto, o mejor dicho, cualquier condición para llegar a acuerdos.

Nos avecinamos a un nuevo escenario en el que los emergentes tendrán un papel importante y a estos emergentes habrá que pedirles esa responsabilidad, ese buen hacer que tanto han echado en falta en los llamados «partidos viejos». Y a estos, a los partidos viejos, que con sus fallos y errores han gestionado la democracia española en momentos y circunstancias, en ocasiones, nada fáciles, deben hacer gala de su experiencia, de su sentido de Estado, de su responsabilidad.

En la sala de máquinas de los partidos, los nervios están a flor de piel. Todos se juegan mucho, sobre todo PP y PSOE porque tanto Ciudadanos como Podemos, obtengan los resultados que obtengan, podrán lanzar un discurso de triunfo. De no estar a estar, la diferencia es notable y si además, como han venido apuntando todas las encuestas, van a tener un papel decisivo a la hora de dar estabilidad a la gobernabilidad de España, será el estreno de ambos en el estreno de toma de decisiones y, ya se sabe, que no hay decisión sin riesgo, aunque a veces, no hay mayor riesgo que no tomar ninguna.

Los focos se van apagando y los discursos están ya todos dichos y oídos. Los candidatos han cumplido con su obligación. Se han dejado la piel buscando el voto y ahora ha llegado el turno de todos nosotros, de los ciudadanos y debemos estar a la altura de las circunstancias y eso, en mi modesto entender, significa acudir a las urnas, intentar superar la desesperanza en la política y en los políticos. A la política y a los políticos no hay más alternativa que la selva y el desmán. España, afortunadamente, está en manos de los españoles y de ninguna de las maneras debemos dejar pasar la oportunidad de decidir nuestro futuro. Las urnas, de verdad, nos están esperando y no podemos, ni debemos fallar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído