Incluso se habla de la continuidad o no de Hispania-Celtiberia-Iberia-Piel de Toro-España

El voto útil y racional y razonable

El voto útil y racional y razonable
Política, deporte e intelectuales. Maximino Soriano.

¿Cuál es el sentido del voto útil y racional y razonable y con sentido común? Se dice, se habla, se piensa que de los resultados de las próximas elecciones generales en Hispania condicionarán la existencia de varias generaciones, que de ellas depende la organización de la sociedad, del Estado y de multitud de factores y variables.

Incluso se habla de la continuidad o no de Hispania-Celtiberia-Iberia-Piel de Toro-España como realidad entitativa e institucional, clara y fuerte, dentro de Europa y en el mundo.

1. Si lo anterior es verdad o en gran parte cierto y verdadero, las personas tienen todavía para pensarse su voto. Dicho de otro modo, empezar a pensar con la cabeza, no con las vísceras, no con solo las emociones, no con lo que le sucedió al bisabuelo o bisabuela, sino pensar que es lo mejor para tu nieto o biznieto.

Cómo decía el antiguo adagio, que hemos repetido ya varias veces, «lo mejor, a veces, está reñido con lo bueno y lo conveniente». Las utopías de un color y de otro, fijarse en tres vectores o elementos o factores o variables, que pueden ser importantes, pero no es lo esencial, puede costar un precio muy alto, a nosotros, nos quede la vida que nos reste del reloj de segundos, y sobretodo a nuestros hijos o nietos o biznietos o tataranietos.

2. Todo lo que se indique sobre este tema está mal o estará mal. Pero hay que reflexionar sobre algunos puntos.

Tesis esencial, se decía hace treinta años y más, cuándo uno estaba en las aulas universitarias, que uno de los errores y del fracaso de la Segunda República es que hubo demasiados partidos, nacionales o estatales, y, o regionales o nacionalistas en distinto grado.

Lo cual llevo a casi la imposibilidad de gobierno, de organización del Estado, de la gobernanza y de la gobernación y del Gobierno. Dicho de otro modo qué vale una silla, o qué vale un asiento o aposento o escaño parlamentario. Por los propios votos si se necesitan se puede pedir la luna. Y entonces todo se desestabiliza.

Esperamos y esperemos que ya hayan pasado décadas y décadas, las ciencias sociales han avanzado una barbaridad, por lo cual, esperamos y deseamos que todos mirarán al espejo de los conceptos de esas ciencias sociales, para poner racionalidad en todo.

Por lo cual hay que pensar y volver al concepto del voto útil. Que los votos no se pierdan en formaciones, que pueden ser muy auténticas, muy honradas, muy serias pero que según el sistema electoral vigente, son votos que se pierden para la realidad posible.

3. Decía un político español de la segunda mitad del siglo veinte, dos cosas, que yo leí hace muchos lustros, pero que he pensado muchas veces: «una, que la política es el arte de lo posible», segundo «que él leía más a los autores contrarios a su ideología, que a los propios, porque a los suyos ya los conocía, de los contrarios podría aprender matices o ideas o hechos…». Ciertamente aunque está entrecomillado, las palabras no son literales, son el «recuerdo asumido y hecho la digestión durante lustros y lustros».

¿Qué quiero decir con esto? ¿Nos guste o disguste, no hay tantas posibilidades ideológicas y sociopolíticas? ¿O dicho de otra manera, de momento en la Hispania se plantean dos graves y grandes problemas, y el resto son secundarios, en relación a estos: «la organización sociopolítica, es decir, centro liberal o centro socialdemócrata», y en segundo lugar, «la organización del Estado y sus regiones…».

Después pueden ustedes añadir todos los matices que quieran y deseen. Por tanto, no pueden, en un sano juicio existir veinte formaciones sociopolíticas, tanto estatales o nacionales, o regionales o secesionistas en distinto grado…

4. El concepto transversal en sociopolítica o política o en sociedad es erróneo en gran parte. Porque si nos fijamos en esos dos grandes problemas, «o estás escorado en un lugar o en otro, incluso el que está en el centro, está más hacia un lado o hacia el otro…»

¿Quién a estas alturas, diga que es transversal, es decir, está en los cuatro lados de las dos grandes preguntas, o no tiene las ideas claras o simplemente está engañando o mintiendo o autoengañandose…?

En los programas o artículos fundacionales de organización de la ideología de cada entidad sociopolítica, tenemos derecho el resto de los ciudadanos saber, y que lo designen claramente, si son de un color o son de otro, si son de una bandera o son de otra…

La política no es cuestión de creencias, ya está el terreno de lo sentimental y de las religiones para ello, la política es una cuestión de ciencia política y económica y social…, por tanto, toda formación ideológica política, en sus estatus de fundación de su partido y de su ideología deben indicar en qué «bloque están situados» y en segundo lugar en el problema institucional en qué lado están». Es un derecho que tienen todos los ciudadanos.

5. Por otro lado, los medios de comunicación deberían expresar y publicar más claramente, cada ideología o partido político en «que internacional o sistemas de partidos a nivel mundial se sitúan», si en la internacional socialdemócrata, en la internacional liberal, en la internacional conservadora, en la internacional anarquista, en la internacional comunista.

Cada entidad política tiene derecho a ser y estar donde quiera. Pero los medios de información deben indicarlo.

Es más en el Parlamento Europeo cada grupo de parlamentarios con sus siglas, debe saber el ciudadano común y el pueblo, en qué «grupo ideológico están insertos en dicho Parlamento».

Así de ese modo se sabrá claramente cada uno en que lado del partido juega. Todo el mundo tiene derecho a jugar en el trozo de campo que quiera. Es su derecho. No seré yo quién les quite a nadie, persona individual o colectiva o entidad sociopolítica ese derecho. Pero no podemos aceptar que aquí en el suelo patrio estén jugando al juego de la diversión, de la capa y espada, del arte del toreo que tanto se critica y tanto se practica, del autoengaño y del semiengaño… No todo en política está o debe estar admitido moral y legalmente, los fines no justifican todos los medios, «el fin no justifica los medios».

Echamos en falta, que organizaciones sindicales, que han levantado al pueblo en huelgas generales varias veces y sectoriales aún más, en estos cuarenta años de democracia, ahora parece que callan, ahora que estamos ante una situación límite. Echamos en falta organizaciones religiosas que han sacado al pueblo a la calle, varias veces, ahora callan y se silencian. Echamos en falta multitud de organizaciones de la sociedad civil, desde patronales hasta todo tipo de organizaciones profesionales, que siempre han pedido y exigido sus derechos, ahora que estamos en una situación muy preocupante, se callen y se silencien ellas mismas en gran parte…

6. Por mi forma de ser y ahora ya no la voy a cambiar, respeto a todas las ideologías, de aquí o de allí. Por tanto, no se me puede achacar que no tenga en estima y en valor a cada formación ideológica, porque creo que todas se equivocan y todas aciertan en algo. Cierto, creo que algunas más que otras, porque algunas no tienen en cuenta la realidad real y no solo la realidad ideal. Y de aquí nacen muchos errores.

Pero muchos se equivocan en el diagnóstico, hoy un jefe de gobierno, tiene un enorme poder, y un partido que regente un gobierno también, incluso admitiendo que cuatro de cinco euros ya lo gestionen las regiones, e incluso admitiendo que mucho poder del Estado clásico o nacional, ya lo «ostenta los órganos europeos, empezando por el Parlamento, el Consejo…». Sin olvidar que tenemos que pagar una deuda enorme, etc.

Pero incluso así, no se puede minusvalorar el problema y la realidad, que «hoy el jefe de gobierno de la Piel de Toro tiene un enorme poder», por lo cual o dicho de otra manera, si «surge de las próximas elecciones, un conglomerado de fuerzas sociopolíticas, que quieren revolucionar todo, con guante blanco o sin guante blanco lo podrían hacer…». No minusvaloren este poder real que se puede materializar…

No se puede infravalorizar la frustración de una parte importante de la sociedad y del pueblo. Es como si un sueño se le hubiese roto en las manos. Por tanto, el pueblo puede votar de forma impredecible. Incluso más impredecible de lo que pensamos…

7. Hoy si se «toma el poder o los órganos del poder del Estado», en unos pocos semestres, en menos de una legislatura se podría cambiar todo radicalmente…

Me temo, y lo aviso a la sociedad y a los órganos indicados, que pueden surgir, unos días antes de las elecciones, un grupo de casos de corrupción, que podrían dar la puntilla a algunas formaciones sociopolíticas. Que podrían desestabilizar el voto. Desestimar esta posibilidad, que se puede estar cociendo, es no ser consciente del peligro potencial.

En segundo lugar, los órganos del gobierno y sus instituciones, deberían vigilar, las administraciones que sean pertinentes en estos temas, «porque podrían salir en esos días anteriores a las votaciones», en medios extranjeros o en nacionales, filtrarse multitud de patrimonios y de declaraciones de renta de las grandes figuras de la política de estas últimas cuatro décadas. Y se podría producir tal frustración colectiva, que «el pueblo se echase en manos de quién sea…».

Durante meses he estado guardando estas dos razones, para no levantar la liebre, pero visto que ya se han realizado parcialmente y se han puesto en práctica, y han dado los resultados que deseaban y querían. Solo me queda avisar, si avisar seria y profundamente, para que al menos se pongan las medidas para que no surja dicho peligro potencial. Porque las consecuencias serían impredecibles para la opinión pública. Simplemente con contar con nombres y apellidos, cientos de sueldos de pensiones y patrimonio de personas que han ostentado cargos públicos y representación parlamentaria…

8. ¿Hoy, un conglomerado de partidos pueden tomar el poder, y en unos semestres cambiar el Estado y la organización institucional…? ¿Esto puede parecer imposible, pero quién no lo crea no conoce el sistema de «la toma del poder, incluso en la democracia», ni «siquiera de la transformación del Estado desde el Poder o desde la toma del poder con formas democráticas». Citaré varias herramientas, si se tienen los escaños suficientes, por un conglomerado de partidos o ideologías con un fin no claro, claro o no tan claro para la sociedad civil. Segundo, se toma el poder de los medios de comunicación gubernamentales y estatales. Tercero, se cambia la ley electoral, para institucionalizar la fragmentación del voto y de los partidos, para el fin de que les convenga, e incluso hacer casi desaparecer a los grandes partidos clásicos regionales o nacionales. Cuarto, se publican el patrimonio real y declaraciones de renta de docenas de figuras representativas de la democracia en estos treinta años. Quinto se hacen discursos, mitad verdaderos y mitad erróneos y se incentiva, la frustración y la sentimentalidad. Sexto, se controla los servicios de inteligencia y de información utilizándolos para una multiplicidad de fines. Séptimo se controla los sistemas y fuerzas de seguridad, incluido el ejército. Octavo, se crea una nuevo sindicato que gestione en gran parte, la frustración de parte de la sociedad, para desbancar a los clásicos de estás últimas décadas. Noveno a más problemas e incertidumbres políticas, más desestabilización económica, menos inversión y más desempleo, y por tanto, más votos posibles a «discursos salvadores y no moderados»… Y otras medidas que no voy a indicar, y en treinta meses, «no solo el que se mueva no sale en la foto», sino «que la Piel de Toro sería irreconocible»… Aviso para caminantes señores Sanchos y señores Quijotes y señores Hamlets y señores Lear…

9. ¿Resumiendo por qué, en otros países europeos las dos grandes fuerzas sociopolíticas, la izquierda moderada y la derecha moderada se ponen de acuerdo, no solo en cuestiones de Estado, sino de Gobierno y aquí es imposible…? ¿No solo se unan en un pacto la izquierda y la derecha moderada, sino los regionalistas e incluso los no moderados y los nacionalistas, un gobierno de salvación nacional, un gobierno de concentración nacional, un gobierno de un pacto nacional, para salvar a la nación antes que caiga en el abismo…? ¿Es que vamos a estar pagando los nietos y biznietos las consecuencias de lo que hicieron bisabuelos y bisabuelas hasta las noches de los tiempos o hasta que surja otro enfrentamiento colectivo, con sangre en las calles…? ¿O literalmente, una parte importante de la población se muera de hambre…? ¿En la Piel de Toro se ha entrado en una locura sociopolítica transitoria o permanente? ¿Expliquen la realidad al pueblo, la verdadera realidad, si han asumido que sus padres hayan fallecido por qué no van a asumir si se les explica la realidad, la realidad en todos los sentidos, la realidad sociopolítica y económica, etc.?

Mientras que el oso negro y el oso pardo se pelean, llegan los zorros y los lobos y se comen el ciervo.

¿De verdad sabemos, de todas las hipótesis posibles de horizonte a medio plazo y a largo plazo, de verdad sabemos lo que puede surgir, conocemos todas ellas…? ¿Somos conscientes de ellas…? ¿….?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído