Salvador Sostres

Todos vuestros miedos

Todos vuestros miedos
Salvador Sostres. PD

El catalanismo ha perdido estrepitosamente siempre que ha jugado al todo o nada; lo mismo que cuando se ha olvidado de lo que en realidad son Cataluña y los catalanes, y se ha dejado llevar por la ensoñación romántica. Y como sucede con los países o comunidades o individuos pequeños -o débiles- que no son prudentes a la hora de calcular sus fuerzas, perder no solo implica quedarse como estaban sino retroceder mucho terreno tenazmente conquistado.

Si en septiembre la independencia parecía estar al alcance de las urnas; un pobre resultado electoral, y la CUP exhibiendo el carácter tribal de buena parte del secesionismo, han dejado un panorama poco halagüeño para los libertadores, y Podemos podría ganar las elecciones de hoy en Cataluña, y Ciudadanos obtener un muy buen resultado. De los 47 diputados que hay en juego, los partidos independentistas podrían obtener menos de 20, y quedarse por lo tanto muy lejos de poder decir que representan a la mayoría.

Es la pesadilla del catalanismo burgués: caer algún día en manos de comunistas y unionistas. Todos vuestros miedos podrían concretarse a las ocho de la tarde. No habrá sido Franco, ni Aznar, ni España. Habrá sido Mas, habrá sido Esquerra, habrá sido la CUP, habrá sido la eterna adolescencia de un sentimentalismo dulzón e invertebrado, que nunca ha tenido una articulación política presentable ni mucho menos una estrategia victoriosa. Habrá sido Mas con su ambición de empleado de tabacalera, con sus colaboradores de lealtad canina y de inteligencia parecida; y sus intelectuales de plátano y cacahuete.

Todos los miedos de un catalanismo que ha procurado prosperidad cuando ha sido pragmático y moderado, se concretarán en este empacho patriótico. Y como siempre que la burguesía está tontorrona o adormilada, las hienas populistas acuden para destruir el progreso. Cuando la derecha se mueve, el orden se tambalea. Cuando la derecha llama, alocada, a la desobediencia, nos acaban quemando la iglesia.

Cataluña se adentrará esta tarde en un cambio de paradigma, como siempre que el catalanismo se ha enfrentado a España, despreciándola, y mostrando un preocupante desconocimiento de cómo funciona un Estado. En los debates de la campaña, el separatismo no ha sido ni un tema secundario, dándose en todo momento el desafío por superado. En Cataluña, los partidos independentistas han visto cómo iban empeorando sus expectativas electorales y su desafío se convertía en una disputa regional, muy lejos del pomposo sueño de la proyección internacional.

Más allá de la aritmética parlamentaria que dejen las elecciones esta noche, España habrá demostrado que pese a sus imperfecciones y a sus impurezas, sabe con madurez resolver sus problemas. La crisis, con esfuerzo y audacia. Y el desafío secesionista, planteado en el peor momento, lo habrá sofocado sin usar la fuerza ni nada más que las trabajadas alianzas internacionales y la intimidación democrática, que es el argumento de las naciones civilizadas.

Cataluña aterrizará esta noche en su dimensión real: será un aterrizaje brusco, desagradable y decepcionante, y además el funeral será estrictamente local porque a estas alturas, ni en el mundo ni siquiera en España, se le concede a la amenaza rupturista la menor importancia. Es una lección que tendrán que aprender los catalanistas, para calibrar en el futuro su proyecto si, como dicen, quieren defender el honor y la dignidad de su patria, porque con el llamado «procés» de estos últimos años, lo único que han hecho es paralizarla, empobrecerla y ridiculizarla. Lo podrían haber hecho peor, porque todo es susceptible de empeorar, pero francamente, en esta ocasión, cuesta de imaginar cómo.

Cataluña será mañana tan española como siempre, pero por culpa del desorden de Mas se verá mucho más sumida en la desmoralizante humillación de la extrema izquierda. Los genios propagan la esperanza y los mediocres convierten todos sus miedos en la realidad de los demás.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído