Márius Carol

Cataluña y los catalanes sin vuelta atrás

Cataluña y los catalanes sin vuelta atrás
Márius Carol. PD

El director de La Vanguardia reflexiona este 4 de enero de 2016 sobre los efectos del no de la CUP a Artur Mas:

  • El no de la CUP a investir a Artur Mas era previsible, pero seguramente también resultaba preferible. No es que la CUP pusiera difícil la negociación, sino que en realidad la situó en el camino de lo imposible. Tener un presidente de la Generalitat con la soga al cuello, un Govern atado de manos y la obligación de pasar la revalida de los anticapitalistas a los seis meses no es un escenario político, sino simplemente una escena de terror.
  • Artur Mas ha hecho uso de grandes dotes de paciencia, soportando la humillación de las negativas cuperas, para poder ser investido y mantener vivo el procés. Pero la última votación de la CUP no admite vuelta atrás: en dos meses los catalanes volveremos a ir a las urnas de acuerdo con el Estatut.
  • Ciertamente, Mas nunca las tuvo todas consigo tras el 27-D, más allá de los abrazos de David Fernàndez o las buenas palabras de Antonio Baños. Un liberal con un antisistema pueden ir a cenar juntos pero no construir un país conjuntamente.
  • No les une ni el fondo ni la forma, por más esfuerzos de esconder las corbatas en las últimas semanas. Mas advirtió en el secretariado permanente de CDC celebrado antes de Navidad que había bastantes posibilidades de que la asamblea de la CUP votara en su contra e incluso les preguntó si, en ese caso, serían partidarios de repetir la fórmula de Junts pel Sí. La mayoría consideró que la reedición sería imposible, porque en ERC no estarían por la labor.
  • Tiempo habrá para hacer el inventario de daños en el mapa electoral desde que el president arrió la bandera del pacto fiscal e izó la de la independencia, y es evidente que la centralidad política ha quedado huérfana y a la intemperie. Pero no hay que dramatizar.
  • Como recordaba ayer un conseller, los catalanes somos gente cabal: incluso cuando un grupo de la ANC hizo un ayuno en soporte de Mas, lo fijó para después de fiestas. Si no sirve para ayudar al president, al menos permite mantener la línea.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído