Raúl del Pozo

«Los socialistas temen el pacto con una derecha que han pintado como abominable»

"Los socialistas temen el pacto con una derecha que han pintado como abominable"
Raúl del Pozo. PD

Raúl del Pozo habla sobre la situación de ingobernabilidad que sigue latente en España después de lo acaecido el 20 de diciembre de 2015:

Europa manda mensajes a España: necesitamos estabilidad. Los mercados ven peligro en la formación de un gobierno radical. Es lo de siempre, los poderes y las empresas ven los cambios como peligro. Lo que ocurre es que no hay gobierno en España ni en Cataluña, ni trazas de haberlo. En Madrid sigue la ronda de contactos, sin apareamientos. Mariano vuelve a llamar a Pedro, Pedro a Pablo, Susana a Felipe…. El presidente del Gobierno en funciones insiste en la formación de un Ejecutivo apoyado en los diputados del PP, del PSOE y de Ciudadanos.

Uno de los escollos para formar mayoría -además de la sobreactuación sobre las casi inexistentes diferencias entre conservadores y socialdemócratas- es que muchos de los quieren gobernar están achicharrados. Así describe Indro Montanelli esa anomalía en la eterna crisis romana: «Los esqueletos que se rompen hay que escayolarlos. La escayola no impide la descomposición, pero la hace más lenta». El autor de El general de la Rovere, que convirtió a un pícaro en un héroe, describe la Italia de los gobiernos de mil días en la que el burdel era la única institución que funcionaba.

Recalca que:

Los constructores de arzobispados y sedes del PCI se aprovecharon del armazón administrativo del imperio y de las ciudades-estado, sin usar el veneno ni el puñal, pero dejando que se pudrieran las curias con el saqueo y la doble moral. Se ha dicho estos días que España es hoy una Italia, sin italianos, pero siguen funcionando también las piltreras. Puede, que a diferencia del italiano, nuestro Estado sea la única realidad capaz de lograr y asegurar la libertad de los ciudadanos; pero además de costoso e interminable está formado por partidos que viven de lo que quieren destruir. En otras épocas los españoles se amotinaban contra validos, las camarillas, los reyes felones, los carlistas o los políticos ladrones; en la actualidad la única venganza contra el saqueo y la estupidez, es el voto; y de las urnas ha vuelto a salir otra alegoría negra: la ingobernabilidad. Ha vuelto el espejismo orteguiano de la España desestructurada, desarticulada, invertebrada. España, la espada cuyo puño estaba en una Castilla angosta, ya no es real. Castilla es una comunidad más y el país está descentralizado. La eterna crisis catalana se está resolviendo con la fuerza de la Ley. Hay dos formas de combatir los motines, con leyes o con la fuerza. «La primera -escribe Maquiavelo- es propia del hombre. La segunda de los animales».

Y añade que:

En el agotamiento del procés ha tenido mérito la actitud distanciada de Rajoy; esperemos que acierte en la edificación de un gobierno, aunque sea corto. El problema está en que los socialistas temen el pacto con una derecha que han pintado como abominable. Un dirigente del PSOE me asegura que lo único que ocurre es que hay que volver a dar las cartas. «El PSOE tiene que devolver la palabra a sus militantes en un congreso. El PSOE está por encima de los barones y de los secretarios generales».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído