Se agarra a lo de los cuatro grupos parlamentarios

Mala suerte Pablo Iglesias

Mala suerte Pablo Iglesias
Monedero con Pablo Iglesias. EP

A pesar de que los votos de cada uno están a la vista, ahora viene Iglesias, el intérprete supremo -con Sánchez- de la voluntad del pueblo, y nos dice que el pueblo quiere un cambio, pero que si no puede formar cuatro grupos parlamentarios -extraña que el docto politólogo desconociese el artículo 23.2 del Reglamento del Congreso- es imposible un pacto de Gobernabilidad con el PSOE.

Se agarra a lo de los cuatro grupos parlamentarios, los necesita para quitarse de encima a los molestos compañeros de viaje que ya no le son útiles, él se quedaría con su propio grupo de 42 escaños, que controla, y decide lo que hay que decir, y el totum revolutum de anarquistas, independentistas, «referemdumistas», y regeneracionistas de pega, se irían cada uno a su grupo.

Si solamente les permiten formar un grupo parlamentario, cada vez que tenga que intervenir, tendrá que hacer un pacto con sus socios para decidir quien habla, de que se va a hablar, y como se va a decir, en definitiva, un grupo mas grande con el nombre de PODEMOS, pero inoperante por sus diferentes intereses, popularmente: «una jaula de grillos», y lo que es peor, sin posibilidad de cambiar esas líneas rojas que le impiden tener, la llave de la gobernabilidad, no solo, pero en compañía de otros, y que además merman su atractivo electoral, ahora que todo el mundo se ha enterado que votar PODEMOS es apostar por un referéndum independentista en Cataluña, y donde haga falta; si da votos, claro.

Yo digo, porque hace años aprendí a sumar, y eso no se olvida, que un pacto PODEMOS PSOE no sirve para nada, aunque a Iglesias, y a Sánchez, les va muy bien que la gente lo crea, que el que tiene la llave es ESQUERRA REPUBLICANA DE CATALUÑA, y que quien se moleste en leer los comentarios de los lectores en los medios, percibe claramente que ningún partido -salvo que desee el suicidio- quiere que le vean con quienes lideran el independentismo.

Algunos presentan al partido de Iglesias como triunfador, pero al día de hoy, PODEMOS, no es más que el miembro de una agrupación electoral, lo que mercantilmente sería una UTE, una unión temporal de empresas con un objetivo común; cumplido éste, cada cual se va por su cuenta. Lo que han conseguido, y que algunos consideran un éxito, es para ellos una decepción puesto que han fracasado en cuanto a su objetivo real: no parece que vayan a tocar Poder.

Así que ahora a Iglesias, le sobran las convergencias, las mareas o asambleas, solo puede garantizar 42 votos para respaldar al PSOE en futuro gobierno, los otros 27 no están bajo su disciplina, apoyarán si conviene, y pondrán por su cuenta, tantas condiciones como les venga en gana.

Aunque como ya he dicho, se sumar y 69+90=159, y no hay consenso ni dialogo alguno que pueda cambiar la aritmética, pues está dentro de lo que antes se llamaban «Ciencias Exactas».

Lo tiene mal Sr. Iglesias, con razón estaba tan nervioso en el mano a mano radiofónico con Rivera en la COPE, no se si ha sido mala suerte, o que se ha pasado usted de listo. Aunque un buen «showman», no es tan buen estratega como parecía. Pero todavía es joven.

No es broma.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído