Lucía Méndez

«Si a Rajoy le sale bien esta jugada, que le nombren presidente vitalicio»

"Si a Rajoy le sale bien esta jugada, que le nombren presidente vitalicio"
Lucía Méndez. PD

En El Mundo, Lucía Méndez destaca la especial capacidad de Mariano Rajoy para aferrarse al cargo aunque desde fuera pueda parecer todo lo contrario:

Todos los diarios publicaron este viernes 22 de enero de 2016 que Rajoy comunicaría al Rey que estaba dispuesto a someterse a la investidura. 24 horas más tarde, Rajoy comunicó al Rey que no estaba dispuesto a ir a la investidura. El estupor me llevó a consultar con personas que acreditan varios Masters en Mariano Rajoy y que ya me habían advertido sobre el particular, sin que yo alcanzara a creer hasta dónde puede llegar el presidente el funciones. Ni uno sólo de los analistas políticos que conozco está siquiera en primero de carrera de esa asignatura tan compleja llamada Mariano Rajoy.

Dice que:

Esto es lo que me dijeron los expertos en líderes tan raros como el que nos ocupa. «Él nunca dijo que se sometería el primero a la investidura, sólo que estaba dispuesto a ir a la investidura. Sin decir cuándo. Él funciona siempre ganando tiempo y con aliados que actúan antes que él y por tanto se precipitan. En 2003, Rajoy dejó que Rodrigo Rato corriera como un caballo loco en el hipódromo de la sucesión de Aznar, mientras él esperaba en el despacho tranquilamente y sin sudar. Ganó la carrera. En 2008, Esperanza Aguirre y otros influyentes comunicadores -con el aliento de Aznar- se echaron a la calle desesperadamente para relevarle en la Presidencia del PP y nunca llegaron a su destino. Rajoy les ganó con los barones y los avales. En su lógica personal, la aceleración de pablo Iglesias y la osadía de Pedro Sánchez le han brindado en bandeja la posibilidad de evitar el abucheo de la Cámara. Sánchez se ha precipitado. Si fracasa en su intento de formar Gobierno, ahí estará él, como siempre y dónde siempre. Esperando que los demás se estrellen contra el muro».

Y asegura que:

Y así las cosas, a quién coño va a importarle la seriedad y la credibilidad presidenciales. «Lo único serio al final en la vida es ser serio». Es una de las frases favoritas del presidente en funciones. Él sabía desde el día de las elecciones que Sánchez tenía más partidos dispuestos a votarle que él. ¿A qué ha venido la película que ha rodado La Moncloa? Da igual. Los arúspices seguirán diciendo que este Rajoy es un genio de la estrategia, un hacha de la táctica y un virtuoso de la espera. El tío más inteligente que vieron los tiempos. El maestro de la esgrima política. Si le sale bien esta jugada, que le nombren presidente vitalicio. Sin elecciones.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído