Manuel Marín

Alarma en la España votante

"La apuesta de «todo o nada» planteada por Podemos causa una profunda grieta emocional en el PSOE"

Alarma en la España votante
Manuel Marín.

Manuel Marín escribe una columna de opinión este 25 de enero de 2016 en el diario ABC titulada ‘Alarma en la España votante‘ donde retrata a Pedro Sánchez por querer «formar un gobierno sobre la ruina de un chantaje».

Es una decisión firme desde la noche electoral, ratificada el pasado viernes, incluso cuando conoció que Pablo Iglesias iba designándole sus propios ministros por las esquinas del poder. Su apuesta es irrenunciable porque no se plantea las dificultades de la gobernabilidad, sino solo las de la investidura.

También el PSOE, barones incluidos, se había planteado la legislatura en estos términos hasta el viernes. La teoría de las «líneas rojas» es solo un señuelo de tranquilización social porque Sánchez estaría dispuesto a pasar sobre las cenizas del PSOE tradicional si fuese necesario.

Desgrana las consecuencias que podría tener para el propio socialismo español en caso de aceptar Sánchez el ‘chantaje coletudo’:

Sin embargo, la apuesta de «todo o nada» planteada por Podemos causa una profunda grieta emocional en el PSOE. El chantaje de Iglesias -una vicepresidencia asumida por él para dibujar en Sánchez a un presidente florero, y cinco ministerios determinantes para manejar los resortes del poder a su antojo, radio y televisión públicas incluidas-, no fue solo una oferta política al uso. Fue un ataque deliberado de Iglesias, una provocación consciente y humillante, a la fibra sentimental del PSOE

El panorama es desolador para el PSOE:

El PSOE concluyó noqueado la semana, y exigiendo a Mariano Rajoy que asuma la responsabilidad de plantear su investidura, fracasar como si escenificase un fin real de mandato en una moción de censura preventiva, y aparecer como única alternativa real a la crisis institucional y de credibilidad. Sánchez sabe que no es cierto que el electorado socialista no entendería que no pactase con Podemos. Y si lo entendiese su electorado, cosa dudosa porque no es un electorado homogéneo, unívoco y de pensamiento único, quien no lo entiende es su propio partido. El riesgo es muy alto: ser abducido por Podemos, reducir la estructura del PSOE a escombros, renunciar y abandonar la política…

A Sánchez solo le queda la opción de gobernar, aunque sea tutelado por Podemos y los independentistas. Pero Rajoy le ha cambiado el paso.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído