Casimiro García-Abadillo

«La apuesta de Sánchez es a ganar el gobierno o dimitir como secretario general»

"La apuesta de Sánchez es a ganar el gobierno o dimitir como secretario general"
Casimiro García Abadillo. PD

Casimiro García-Abadillo dice que la apuesta de Pedro Sánchez, lo de que decida la militancia la política de pactos, es todo un órdago a la grande:

Ayer se pusieron de manifiesto dos cosas: que los susanistas no quieren que Pedro Sánchez sea el candidato a unas hipotéticas elecciones, y que el secretario general va a hacer todo lo posible por ser el próximo presidente del gobierno.

Si la reunión de la Ejecutiva del PSOE, en reunión previa al Comité Federal, se cerró con un éxito de la oposición interna a Sánchez, al imponerle las primarias para la elección a secretario general el 8 de mayo (que deberá ser ratificado en un Congreso a celebrar dos semanas después), en contra de lo que pretendía el actual y debilitado líder del partido que quería retrasar ese proceso hasta finales de junio, éste sorprendió a los barones y a casi todos los miembros del máximo órgano del partido al proponer que los posibles pactos para la formación de un gobierno de coalición sean votados por la militancia, antes de ser validados por ese mismo órgano.

El juego táctico en torno al Congreso no hace sino evidenciar que la guerra interna en el principal partido de la oposición no sólo no ha amainado en las últimas semanas, sino que se ha recrudecido e incluso ha fijado la cita para la batalla final.

Detalla que:

La fecha del Congreso, y la elección por primarias del secretario general, han quedado fijadas por la baronía, calendario en mano, para que el próximo cabeza de lista, si se repiten las elecciones, no vuelva a ser Sánchez. «En su día», recuerda un miembro de la dirección socialista alineado con la oposición, «Sánchez ganó las primarias porque tuvo el apoyo de la Federación de Andalucía; ahora eso ya no sería así: Susana Díaz contará con la mayoría en caso de que hubiera primarias».

Consciente de lo que se juega en el envite y sabedor de que si sus posibles pactos, sobre todo con Podemos, tienen que pasar por el filtro del Comité Federal, sus posibilidades de lograr luz verde son limitadas, Sánchez se sacó de la manga una oferta que nadie en la dirección del PSOE podía rechazar, al menos públicamente: que decida la militancia.

Sánchez se lo juega todo a esa carta. Primero debe lograr un pacto de gobierno con una «letra y música» (expresión utilizada ayer por Díaz) que no suponga salirse de las líneas rojas impuestas por el Comité Federal. Luego deberá obtener una mayoría suficiente de apoyos entre las bases. Si la oposición interna decide boicotear ese acuerdo, bastaría con que hubiera un número elevado de abstenciones. Si sólo un porcentaje inferior al 50% de la militancia vota a favor de lo pactado con otro partido, el Comité Federal estará legitimado para echarlo atrás y a Sánchez no le quedaría más remedio que dimitir de forma inmediata.

Y recuerda que:

Como hizo ya hace año y medio, Sánchez cree que puede ganar entre los socialistas de base. Sabedor de que ya es imposible recuperar apoyos en la cúpula del partido, su apuesta es al todo (ganar el gobierno) o nada (dimitir como secretario general). No se puede negar que se trata de una apelación genuina a la democracia interna.

Por otro lado, la líder del socialismo andaluz ahora no tendrá excusas para dar un paso adelante y ser la alternativa a la dirección del partido y, por tanto, la candidata a las nuevas elecciones si Sánchez no logra su objetivo.

La pregunta que se hacen algunos dirigentes del PSOE es si Susana será capaz de lograr un resultado mejor que Sánchez (90 escaños) en las elecciones del 20-D. Sobre todo, teniendo en cuenta el desgaste sufrido durante las últimas semanas por la disputa abierta y descarnada por el poder en el partido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído