Juan de Dios Colmenero

Mariano Rajoy, inasequible al desaliento: su hoja de ruta aún espera el ‘milagro’ monclovita

Pensar que el PP con 123 escaños haga presidente del Gobierno a quien tiene 90 escaños y le ha considerado un apestado, es algo fuera de lugar

Mariano Rajoy, inasequible al desaliento: su hoja de ruta aún espera el 'milagro' monclovita
Juan de Dios Colmenero. PD

Dentro de 25 días, y en el caso de una investidura fallida, el tiempo de Sánchez se habrá acabado definitivamente. Y por parte del PP se intentará agotar el plazo establecido en el artículo 99 de la Constitución

O pacto entre PSOE, Podemos, IU, PNV y partidos independentistas, o repetición de elecciones siempre después de un nuevo intento. Esta es la hoja de ruta del Gobierno en funciones y del PP.

A pesar del impacto mediático que ha tenido Pedro Sánchez y que seguirá teniendo en las próximas semanas.

A pesar de que Sánchez va a exhibir ínfulas de presidente de Gobierno otorgadas por el ofrecimiento del Rey.

A pesar incluso de que muchos militantes y simpatizantes del PP estén ahora frustrados y desengañados con la actitud de Rajoy y del PP, todo acabará dentro de 25 días. O será investido como presidente del Gobierno con el apoyo de Podemos, en coalición o pacto, o habrá fracasado en su intento.

En caso de un gobierno de PSOE-Podemos-IU-PNV, el PP quedaría en la oposición en una legislatura en la que mantiene la mayoría absoluta en el Senado y la mayoría en la Mesa del Congreso.

En caso de una investidura fracasada quedarían por delante otros dos meses antes de que disolvieran las Cortes y se convoquen elecciones.

Ahoraes mucho más explicable la insistencia del PSOE y de Pedro Sánchez en que «era el tiempo de Rajoy», el momento del PP. La razón no era sólo para exponer a Rajoy a un escarnio parlamentario, que también, sino para que el tiempo fuera el aliado del candidato socialista.

Dentro de 25 días, y en el caso de una investidura fallida, el tiempo de Sánchez se habrá acabado definitivamente.

Y por parte del PP se intentará agotar el plazo establecido en el artículo 99 de la Constitución.

Dos meses para seguir intentándolo. Ahí toda la presión estará en un PSOE que habría fracasado en una investidura, con la presión de que corre el reloj, y con la disyuntiva de acudir a unas elecciones o abstenerse en un gobierno del PP.

Estaes la hoja de ruta del PP. Cualquier otro escenario es engañoso. Absurdo hasta en su planteamiento. Pensar que el PP con 123 escaños haga presidente del Gobierno a quien tiene 90 escaños y le ha considerado un apestado, es algo fuera de lugar.

La única posibilidad de descartar a Rajoy

Sólo hay una posibilidad que admiten algunas fuentes del Gobierno y del PP. Que en ese plazo de dos meses, en el que caso de que fracase Sánchez, el PSOE y C´s exijan la cabeza de Rajoy para llegar a un acuerdo.

En ese caso la decisión sólo sería de Rajoy, pero su hipotética negativa estaría cerrando la posibilidad de que el PP gobernara, algo que también tendría difícil explicación.

Todo ello en el marco de la investidura. Cuestión diferente será un escenario de cara a las elecciones. Rajoy nunca podrá decir que renuncia mientras estemos en «fase investidura». Sólo serviría para debilitar la hipotética posición negociadora del PP. Pero superado el trámite, todo puede cambiar. Y es en ese momento, nunca antes, cuando Rajoy podría dar un paso atrás y dejar vía libre a otro candidato.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído