Jiménez Losantos

«Sánchez exhibió un sectarismo patológico y una pavorosa incompetencia intelectual»

"Sánchez exhibió un sectarismo patológico y una pavorosa incompetencia intelectual"
Federico Jiménez Losantos. PD

Federico Jiménez Losantos retrata a Pedro Sánchez y alaba, por contra, la decisión de Felipe VI de que esta situación no estuviese permanentemente bloqueada:

Creo el Rey ha actuado correctamente al encargar la formación de Gobierno al único candidato que, en estas dos rondas de conversaciones con los líderes políticos, se lo ha pedido y ha dicho que podía conseguirlo. No creo que a Felipe VI, español alfabetizado, le haga gracia la posibilidad de un Gobierno de Frente Popular Separatista, cuya única tarea de verdad sería la demolición del régimen constitucional que el Rey juró defender y del Estado Nacional recreado por los Reyes Católicos, sus antepasados. Pero como Rey constitucional no podía prestarse a las marrullerías de Rajoy, que, por lo visto, pensaba que el Rey debía guardarle la silla mientras él sesteaba en Sevilla.

Dice que:

Rajoy se negó a intentar la investidura como presidente del Gobierno tras proclamar durante un mes su derecho a intentarlo. No ha conseguido más apoyos para ser presidente que los que tenía y los que tendrá: ninguno. Tampoco lo ha intentado. Para ir a nuevas elecciones, ya ha hecho todo lo que estaba en su mano, incluida la demolición de su partido. Si Sánchez, como espero, es incapaz de formar una mayoría estable de Gobierno o vicepreside bajo Iglesias un soviet separatista frente al PP y Ciudadanos, Rajoy podrá ser de nuevo candidato, única tarea a la que se ha dedicado este mes y medio: embarrar el campo y esperar que el árbitro le ayudara. Pero la tarea del Rey o árbitro constitucional es la de aplicar la Ley y eso le prohíbe ayudar al jugador tramposo que se tira en el área -debe sacarle tarjeta amarilla- y le obliga a hacer que se cumpla el tiempo reglamentado. Una vez cumplido, debe pitar el fin de la primera parte, del partido o de la prórroga. Y a los penaltis.

Y sentencia:

Pero así como creo que el Rey ha hecho bien, Sánchez no lo pudo hacer peor. En un discurso de investidura ante la prensa -tiene más apoyos que el Parlamento- exhibió un sectarismo patológico y una pavorosa incompetencia intelectual. Repitió siete veces lo mismo y todo errado o por herrar: cambiará la Constitución, a saber cómo; defenderá España con y no de sus enemigos; respetará a la derecha a la que injuria, y así sucesivamente. Si Machado clavó a Rajoy en «ese hombre del casino provinciano» que «no es de ayer ni es de mañana», retrató a Pdr Snchz como «un sayón con hechuras de bolero». Pero ese bolero había que bailarlo. Cuanto antes, mejor.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído