Francisco Muro de Iscar

Adiós, Mariano adios

Adiós, Mariano adios
Francisco Muro de Iscar. PD

Mariano Rajoy ha dicho adiós a la política al permitir que sea Pedro Sánchez quien intente formar gobierno por encargo del Rey. Seguramente ya ha empezado a limpiar el despacho y lo va a dejar niquelado.

Pistas al enemigo, ninguna. Tanto él como su partido insisten en que si fracasa Sánchez, será la hora de Rajoy. Y aunque Sánchez lo tiene muy difícil, Rajoy nunca será el siguiente candidato.

Porque para poder gobernar, siempre que el candidato no consiga mirar a la derecha y a la izquierda al mismo tiempo y con la misma intensidad y tenga que renunciar, necesita al PSOE. Y éste no aceptará nunca a Mariano Rajoy. Es una de las pocas cosas que tienen claras los socialistas.

Y Rajoy no ha hecho ni va a hacer nada por cambiar esa percepción. Incluso en su partido, algunos han respirado. Ahora hay que buscar al sucesor o sucesora para hacer la travesía del desierto en la oposición y refundar y regenerar el partido o para ser alternativa o presentarse a unas nuevas elecciones.

Rajoy no refundará ni regenerará nada porque es contrario a su genética. No sé si el fracaso de Sánchez -que algunos de su propio partido desean fervientemente- propiciará su relevo. El de Rajoy ha comenzado ya. O se va o le irán. Y más pronto que tarde.

Pedro Sánchez es un superviviente, pero tendrá que comerse sus ideales y sus principios, lo mismo que están haciendo Pablo Iglesias -¡vaya ejercicio de funambulismo en pocos meses!- y, en menor medida, Albert Rivera. Todos son prisioneros de todos y todos se rechazan pero se necesitan.

El que más, Sánchez, que está prisionero de Pablo Iglesias, que le ha acusado de hipocresía, y en las manos de Rivera. Llegar a un acuerdo de investidura va a ser muy difícil.

Gobernar será casi imposible o tendrá un coste muy elevado para los ciudadanos. Pedro Sánchez busca un acuerdo con Podemos, pero estaría menos incómodo con Rivera y el silencio del PP, aunque tuviera la enemistad de por vida de Podemos.

Pero por una cartera ministerial hay miles de políticos dispuestos a matar, como Belén Esteban por su hija. El poder desgasta, decía alguien, pero mucho más desgasta la oposición.

De lo que se trata ahora, ha dicho el hoy líder de los socialistas, es de hablar de programas y no de personas. Ojalá. Pablo Iglesias ya ha puesto nombre y cargo a todos los ministros, los suyos y los del PSOE. Rivera es genéticamente incompatible con «el Lenin español».

Y el PP se desangra entre los casos de corrupción. También es tiempo de transparencia. El PSOE y Podemos hablaron de transmitir por streaming las negociaciones. Ahora ya hablan de espacios oscuros. Mientras no sean negros podemos darnos por satisfechos.

Dice De Guindos que podemos estar seis meses sin Gobierno. Yo creo que España no debe permitirse esa frivolidad, pero que dentro de unos meses tal vez echemos de menos a un Gobierno en funciones que no hace nada para empeorar la situación.

Yo no le deseo suerte a Sánchez. Deseo suerte a todos los españoles. Salga lo que salga, tendremos lo que nos merecemos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído