Manuel del Rosal García

Cuando el ‘Titanic’ se hundió, se hundieron todos

Cuando el 'Titanic' se hundió, se hundieron todos
Cobarde, cobardía, pacto y apaño. Maximino Soriano.

Me gustaría conocer al que dijo aquello de. «El pueblo nunca se equivoca».

El resultado de las elecciones del 20D, lo contradice. Si lo que buscábamos era defenestrar a Rajoy, lo hemos conseguido, si lo que buscábamos era solucionar los problemas de España y los españoles, la hemos cagado.

España tiene un déficit de más del 100% del PIB, un exceso de funcionarios – tenemos más que en Alemania – los gastos en desempleo, ayudas y subsidios amenazan los ejercicios de los próximos años, la hucha de las pensiones está famélica y las pensiones mismas son insostenibles, el paro no baja del 20% por apuntar algunos de los descosidos públicos.

El panorama es cojonudo. Pero si miramos a lo privado, los bancos andan mal, las mayores empresas están endeudadas hasta las cejas y el ahorro familiar es un sueño para la mayoría de los ciudadanos.

Ante este panorama los españoles hemos votado de tal forma que el gobierno que salga del 20D, si es que sale alguno, para congraciarse con sus votantes va a aumentar el gasto público elevando las pensiones, dando un mínimo vital, subsidiando y subvencionando a troche y moche etc. con el fin de satisfacer a este pueblo que se ha acostumbrado a votar a quienes le proporcionen la mejor fórmula para vivir del cuento.

Ustedes dirán que cómo puede decir esto. Yo no soy ningún analista, ni experto; soy un hombre de la calle y es de la calle, ese sitio que nunca pisan los expertos, analistas y entendidos; de donde saco mis opiniones.

Miren, pongan ustedes a 100 españolitos de a pie ante dos ofertas; una en la que se ofrecen 1.500 euros mensuales dedicando esfuerzo y horas para realizar ese trabajo, con el riesgo – naturalmente – de perderlo si no rinden y una subvención de 425 euros mensuales de por vida para los que ningún esfuerzo han de realizar, salvo pasarse por ventanilla una vez al mes.

Les preguntó: ¿Cuántos de esos 100 españolitos se arriesgarían a entrar en ese trabajo que les proporcionaría un buen estatus económico y cuantos aceptarían los 425 euros de por vida? Los partidos políticos no son tontos y saben a la perfección lo que la gente del común quiere y lo que quiere es el «todo gratis».

Saben que para ganar unas elecciones en España basta con ofrecer de todo; desde un mínimo vital hasta la posibilidad de no pagar la hipoteca y seguir viviendo en la casa.

Es la filosofía social instaurada en esta sociedad desde que los partidos políticos descubrieron que para ganar basta con ofrecer la Arcadia feliz, que el personal no debe esforzarse vaya a ser que se hernie, que; por el mero hecho de nacer, ya tiene derecho a todo sin haber aportado nada.

Con la situación socioeconómica arriba reseñada, una bolsa en caída libre y la prima de riesgo subiendo, los españoles hemos apostado por políticas de más gasto público, más deuda, menos riqueza y peor reparto de ella. Así estamos, el barco llegará un momento en que no podrá flotar como no suelte lastre y se hundirá.

Esto lo deberían saber quiénes creen que España es Jauja y quienes, por mantenerse en el poder la está arruinando.

También deberían saber que, cuando se hundió el Titanic, se hundieron todos: los altos, los medianos y los bajos. El mar se los tragó sin distinción de riquezas ni clases sociales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído