Laureano Benítez Grande-Caballero

La vida oculta de Podemos

¿Cuáles son las ocultas intenciones que se esconden tras la campaña mediática que ha promocionado a Podemos?

La vida oculta de Podemos
Laureano Benitez Grande-Caballero. PD

«Los hombres, en general, juzgan más con los ojos que con las manos, porque todos pueden ver, pero pocos tocar.

Todos ven lo que pareces ser, mas pocos saben lo que eres; y estos pocos no se atreven a oponerse a la opinión de la mayoría». (Maquiavelo, «El Príncipe», Cap. XVIII)

Ya he dicho en alguna ocasión que detrás y debajo de todo movimiento político hay un programa oculto, y una ideología que lo informa, la cual se mantiene frecuentemente en la sombra, expresándose a veces en la «letra pequeña» de sus programas electorales, a través de sus logotipos y emblemas, y en los contactos que mantiene -más o menos públicos- con instituciones y «amistades».
Subterráneamente a su programa populista y regeneracionista, dentro de las corrientes ocultas que mueven la ideología podemita destacan las frecuentes alusiones al término «Inteligencia Colectiva», hasta el punto de que conforma el modelo de trabajo en Internet del partido morado, paradigma que muy posiblemente irá extendiendo a la vida pública española a medida que vaya consiguiendo exhibiendo más cotas de poder.

La Inteligencia Colectiva es un influyente campo de pensamiento diseñado por expertos capitalistas de ideología minarquista -que propugna que el tamaño, papel e influencia del Estado en una sociedad libre debería ser mínimo-, y anarcocapitalista, constituyendo una doctrina cuyo objetivo final es la absoluta libertad del mercado para regular la economía. Para ello, se sirven de técnicas de manipulación de masas, programando el subconsciente de las poblaciones con arreglo a unos intereses empresariales ultraneoliberales que buscan dar una vuelta de tuerca más a la esclavización de los seres humanos.

La fundación -«think tank»- que más ha estudiado la inteligencia colectiva es el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), universidad privada que tiene entre sus sponsor al Ejército de los Estados Unidos. Es la Universidad más elitista y selectiva de EE.UU -y posiblemente del mundo- que sólo acepta de media el 8,9, 9% de las solicitudes.

Entre su claustro de casi 1000 miembros hay o ha habido 78 premios Nobel.

Aunque no se reconoce oficialmente, esta institución forma parte del siniestro Instituto Tavistock, fundación que es la verdadera «madre» de todos los laboratorios de pensamiento- «think tank»- que trabajan por el Nuevo Orden Mundial, a los cuales proporciona las estrategias de lavado de cerebro con las que manipular a las opiniones públicas.

Fundado en Londres en 1921, -por la Fundación Rockefeller, ahí es nada- su presunto objetivo era estudiar el efecto traumático que los bombardeos habían causado a los soldados británicos supervivientes de la Primera Guerra Mundial.

Pronto contó con la colaboración del mismo Sigmund Freud, y las investigaciones del Instituto se orientaron hacia la ciencia comportamental que buscaba el control de los seres humanos fracturando su fuerza psicológica, con el fin de dejarlos incapacitados para oponerse a los dictadores del Orden Mundial.

Y como la fuerza psicológica que crea la salud mental depende en gran instancia de la seguridad que dan a los individuos los valores, los principios, los ideales, las tradiciones y costumbres de la comunidad, la estrategia de destrucción psicológica y manipulación de las conciencias promociona todo tipo de métodos que contribuyan a romper la unidad familiar, las creencias religiosas, el patriotismo, las conductas sexuales, incluso la salud física. Por ejemplo, Tavistock fue un decisivo impulsor de la cultura de la droga en la década de 1960, favoreciendo el movimiento hippie a través de las ingentes cantidades de droga aportada por la CIA. Uno de los gurús de ese movimiento fue Aldous Huxley, agente de Tavistock, era experto en el campo de la farmacología aplicada al lavado de cerebro.

Según afirma John Coleman en un libro de 1992, su campo preferente de actuación son los medios de comunicación, transformando a las colectividades humanas en jardines de infancia donde nos atiborran de entretenimientos alienantes para mantenernos controlados.

El pensamiento de Tavistock puede resumirse con esta verdadera declaración de principios: «La eficacia de una propaganda política y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. Las doctrinas pueden ser verdaderas o falsas, pueden ser sanas o perniciosas, eso no importa. Si el adoctrinamiento está bien conducido, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea».

Otra fundación integrada en Tavistock es el «Instituto para el Futuro», aunque está financiado por la fundación Ford. Su especialidad es proyectar los cambios que previsiblemente tendrán lugar en el futuro en períodos de tiempo de 50 años, a través del método conocido como «Paneles Delphi», que hace un diagnóstico de los acontecimientos que se consideran favorables o no al NOM, y «deciden lo que es normal y lo que no, y preparan documentos de posición para «encaminar» al gobierno en la dirección correcta para descabezar a los grupos de «gente que crea desórdenes civiles»».

La línea programática del «Instituto para el Futuro» contiene un conjunto de medidas típica y sospechosamente enarboladas por los movimientos de izquierda que pretenden corroer el sistema con ellas, desmoronando con sus actuaciones las estructuras sobre las que se asientan las colectividades, para llevarlas a un caos que demande perentoriamente el autoritarismo del Nuevo Orden Mundial: liberalización del aborto, del uso de las drogas, promoción de la homosexualidad, estímulo a las políticas de control de la natalidad, multiculturalidad, cuestionamiento de los principios religiosos, … Tavistock en estado puro, pura ideología podemita.

¿Podemos sospechar con fundamento que la enorme campaña mediática que ha favorecido a Podemos tan escandalosamente haya utilizado técnicas siniestras de lavado de cerebro proporcionadas por Tavistock, vía MIT? ¿Podemos afirmar que para escalar a la cúspide del poder político en España se están sirviendo subliminalmente de esas ciencias comportamentales cuyo objetivo es manipular y alienar a la opinión pública?

No pueden responderse afirmativamente estos interrogantes, pues no existen pruebas concluyentes al respecto, pero confieso que me llamó sobremanera la atención el extraño interés estratégico de Podemos por hacerse con el control de las instituciones que dominan y controlan la opinión pública, ya sea ministerios -Defensa e Interior- y otras infraestructuras a través de las cuales se ejerce en España el poder militar y de información, ya sea éste a nivel de espionaje o de control de la Televisión Pública, obsesión confesada del mismo Iglesias, dejando de lado la apropiación de otras instancias más sociales.

El mismo Iglesias ya había confesado en cierta ocasión que su objetivo era echar abajo el sistema través de la televisión, para hacer «la revolución televisada». No en vano realizó en el año 2010 un máster de posgrado en Humanidades con una tesis sobre «Análisis político del cine», y un año más tarde cursó un «Máster de Artes en Comunicación» en la «European Graduate School» (Suiza), donde estudió filosofía de los medios de comunicación, teoría política, cine y… ¡psicoanálisis!

No sabemos qué ciencia aprendió en estos másteres el Sr. Iglesias, pero suponemos que algo tendrían que ver con estas palabras de Edward Bernays, sobrino y discípulo de Freud, el verdadero creador de las técnicas de lavado de cerebro, quien en su obra «Propaganda» (1928) afirma que: «La manipulación inteligente y consciente de los hábitos y opiniones organizadas de las masas es un elemento importante en una sociedad democrática.

Aquellos que saben manipular este mecanismo oculto (es decir, la televisión y la publicidad, y como consecuencia, la opinión pública) de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el que realmente manda en nuestro país».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído