Federico Jiménez Losantos

«Podemos, tras su última oferta a Sánchez-Gilda debería rebautizarse como la Banda del Moretón»

"Podemos, tras su última oferta a Sánchez-Gilda debería rebautizarse como la Banda del Moretón"
Federico Jiménez Losantos. PD

Federico Jiménez Losantos habla sobre los chantajes de Podemos a Sánchez:

La familia Bescansa se hizo multimillonaria con el laxante de su firma y el Abrótano Macho, un crecepelo de autoría discutida y al que le faltaba la inspiración del rapero Pau Rivadulla, que con el nombre artístico de Pablo Hasél cautiva a la plana mayor podemita.

Hay una foto de Hasél con un arrobado Juan Carlos Monedero abrazado a su cintura, arrobada también, en la cercanía inspiradora de Wyoming, que si Sánchez se rinde al viril encanto del Abrótano Pablo, presidirá la sala de juntas de la SGAE.

Por supuesto, será implacablemente depurado el juez que, sin respeto para la lírica, lo condenó a dos años por colgar en YouTube canciones como ‘No me da pena tu tiro en la nuca; Democracia, tu puta madre; Merece que explote el coche de Patxi López’; y otras del mismo tenor, elogiando al jefe de los Grapo, deseando que a Bono le claven un piolet como a Trotski, o lamentándose: «Es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure, dejando vivo a Losantos». Dos errores de los que el primero está reparado, basta ver cómo lo abraza Monedero, y el segundo -«lamentosísimo», diría Carmena- es cosa que el lento paso de los bueyes del tiempo reparará. Tranquilo, Rivadulla, digo Hasél.

Apunta que:

Pero hay otro rapero que amenaza con derribar el trono de Hasél en la inspiración podemita. Es «Gangsta Costa», que colgó una foto abrazado a Errejón con este pie: «La gente no se moja, yo por este hombre me empapo». El Chiko de la Beka, en sus ratos libres comandantín de las falanges feministas de Podemos, manda más que Monedero y creo que las letras de Gangsta Costa («Tus ojos de puta guarra piden bofetón») están inspirando la estrategia de acercamiento y estacazo al PSOE.

Sentencia que:

La última oferta de Abrótano Pablo a Pedro Sánchez-Gilda es tan brutal que la formación morada debería rebautizarse Banda del Moretón. Esperaremos el sabio dictamen blanqueador de Elvira Lindo, que dice que en Rita Maestre, que asaltó una capilla católica al grito de «¡Arderéis como en el 36!», se juzga a una generación y no, como cree el vulgo faccioso, un delito. Para no quedarnos atrás en la carrera del cambio, cabría someter a la consideración del ‘soviet’ podemita esta idea visual: los miembros sociatas del ‘Gobierno Macho’ aparecerán siempre de espaldas y con el monigote de «¡Inocente, inocente!». O sea, culpable.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído