Víctor Entrialgo de Castro

Las mondas gravitacionales

Las mondas gravitacionales
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Siendo la monda es grave. Nunca antes habiamos visto ni escuchado tanta tonteria reverberada y repercutida en gasto, neuronas inútilmente ocupadas y telediarios desperdiciados. Tantas mondas lirondas gravitando por ayuntamientos, audiencias y parlamento.

Jamás antes unos okupas habian tomado las instituciones o se habían desnudado en capillas amenazando con volverlas a quemar, o habian puesto nombres modernos a cosas muy antiguas para coaccionar y amenazar en grupo, -nunca de uno en uno,- .

En realidad son cosas que, sin financiación de Venezuela ni de Irán, hacen todos los años algunos asilvestraos cuando entran en la universidad pendientes de desasnar, -no todos lo consiguen,-y sin personalidad, tras haber chocado con agujeros negros a los que alguien de la secta ha colocado como «profesores de universidad», los malos, los que no enseñan a pensar, sino qué debes pensar.

Lo que diferencia a la monda gravitatoria de este año de las ordinarias son los medios que han visto producto en ello, sin importarle las consecuencias para los intereses generales. Pero que estas ondas de ahora también son «ordinarias», no hay duda: concejalas puticuplistas haciendo streep-tease en capillas, titiriteros terroristas, adefesios de pseudo-poetisas infranormales que aunan en una misma imbecilidad la provocación a creyentes y el atentado a la poesía, todo ello premiado por la Colao que se ha pasado de los deshaucios a gastarse el dinero público en esto y en cremas.

Gracias a que el Gobierno entregó los medios de comunicación nos llegan todos los dias estas mondas gravitacionales de esta secta de pijos cuyo credo es el anticapitalismo y su deporte la revolución de salón, que de repartirse los cromos y las Nancis han pasado a querer repartirse los cargos en el gobierno, llenando de infantilismo, caprichos, petulancia y malos modos el Parlamento español.

Allí conviven hoy el anticapitalismo infantil con los que quieren partirla o quemarla, pero todos, lo mismo el independentista catalán de aseo manifiestamente memorable, como los que emplean una lengua propia cuando se están dirigiendo a todos los españoles, los que silban el himno o queman banderas de España, todos, están viviendo y quieren seguir haciéndolo de nuestros presupuestos, del Estado y del cuento.

Umbral hablaba ya de la delicuescencia de la soberanía y yo digo además que de la autoridad. De la autoridad legítima. Porque lo que impide a España lograr la modernidad es que aqui se critican por igual la autoridad la ilegítima y la legítima. Y por eso esta última, no se atreve a imperar.

La brutal colisión de dos agujeros negros de la política española Sanchez e Iglesias ha puesto negro el firmamento y ha creado estas nuevas modas gravitacionales que pone en cuestión toda autoridad legítima. Esta panda de atrevidos ha venido a cambiar el mundo con lo puesto.

Como dijo Ortega ante las Cortes de 30 de julio de 1931 y ha recordado PJ recientemente en El Español, «hay tres cosas que no se puede ir a hacer al parlamento: el payaso, el tenor o el jabalí. Hoy hay, y me temo que seguirá habiendo, buenos ejemplos de los tres, si bien es cierto que si en el Parlamento todos fuesen hombres de estado, no sería representativo del pueblo español.

Pero me niego a pensar que España sea esto, que no haya algún defecto en nuestro sistema de representación que está amplificando los efectos de estas «modas gravitacionales» que estamos sufriendo y los defectos de nuestra raza de modo que los partidos, como dice la Constitución sean cauces de representación, y buenos cauces, de modo que permitan llegar a la cúspide de las responsabilidades públicas no digo a los mejores, que sería mucho pedir, sino a hombres dotados de aptitudes para tan delicada misión, no a visionarios narcisistas, presuntuosos, incapaces de vislumbrar que la tarea excede notoriamente sus aptitudes, sus facultades y sus virtudes. Saldremos de estos agujeros negros y vendrán otras ondas gravitacionales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído