Federico Jiménez Losantos

La investidura de Sánchez será también su ‘desvestidura’

La investidura de Sánchez será también su 'desvestidura'
Federico Jiménez Losantos. PD

Le da lo suyo este 29 de febrero de 2016, año bisiesto, Federico Jimánez Losantos a Pedro Sánchez en su columna de ‘El Mundo’:

  • Mañana se estrena el entremés de la tragicomedia ‘El segundo 2 de mayo’, que se representará entre bambalinas, es decir, en las televisiones de Soraya, hasta el 2 de mayo, fecha retumbante y gloriosa, fecha también aleccionadora de cómo la clase dirigente española dejó que el pueblo de Madrid fuera degollado por los mamelucos y fusilado ante el ojo insomne de Goya el 3 de Mayo.
  • 208 años después, si no hay mayoría parlamentaria para formar Gobierno, nos tocará ir a votar de nuevo el 26 de junio.
  • La investidura de Sánchez será también su ‘desvestidura’, aunque el vodevil parlamentario nos permitirá ver cómo Rajoy no trata de desvestir a Sánchez sino a Rivera y cómo Iglesias no va a desvestir a Rivera sino a Sánchez. Cada uno hará campaña para sus primarias.
  • Rajoy y sus deudos -los sorayos se ven herederos- piensan divertirse en la tarea de demolición del candidato por el presidente en funciones, mientras el aspirante tratará de demostrar que Pirro era de Pontevedra. La ventaja de Rajoy es que el Acuerdo de PSOE y Ciudadanos es tan penoso que ridiculizarlo podría considerarse un caso de sadismo conceptual.
  • Es normal que la mala prosa albergue mala literatura, aunque ahora sea normal que gente que apenas sabe redactar triunfe como novelista, pero en este caso ni siquiera se da el mérito de la Constitución del 78, cuya zarrapastrosa letra quedó oculta por la música del consenso que la alumbró. No es lo mismo el consenso de todos que el acuerdo de dos. Y el Acuerdo es una mesa de cuatro patas, todas socialdemócratas y todas cojean.
  • Tiene bastantes cosas buenas pero la hojarasca generalista es tan mala que hasta alguien tan alérgico a las ideas como Rajoy parecerá Aristóteles. A Iglesias, hasta la más pueril demagogia le parece poca, así que no creo que haga mucho daño.
  • Pero si Rajoy puede divertirse demoliendo el Acuerdo, la réplica de Sánchez y, sobre todo, de Rivera, puede helarle la sonrisa. Su cobardía al no ir a la investidura y su egoísmo entorpeciendo el esfuerzo -así lo presentarán- de PSOE y C’s son difíciles de rebatir.
  • Añadirán que el PP es un Podemos casposo, enemigo del diálogo, de la moderación y, sobre todo, del centro, al que quiere destruir en vez de reforzar. Y así, de una estocada en el centro, puede morir Rajoy. Su desvestidura o funeral será el 2 de Mayo del PP.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído