Víctor Entrialgo de Castro

Los últimos selfies de Pedro Sánchez

Los últimos selfies de Pedro Sánchez
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Alguien que en nuestro diario quehacer nos hace perder el tiempo, es un desconsiderado. Alguien que se lo hace perder a cuarenta millones de españoles es un ladrón. De tiempo, pero ladrón. Y hay muchos ladrones de tiempo.

 Ahora mismo estamos viendo al «selfish», egoísta, de Pedro Sanchez, haciéndose los últimos «selfies», fotos a si mismo, en el Congreso de los diputados,como un turista político, para subirlas al twitter o al facebook y llegar a las elecciones sin dejarle otra salida a su partido que volverle a presentar, o que le haga sitio quien sea, en el gobierno de la nación. Ese es el móvil de toda esta comedia de capa y enredo de quien acaba de sacar el peor resultado de la historia de su partido. El móvil de última generación de Sanchez es sin duda malo, pero él sigue haciéndose selfíes con todos sus rivales para ganar tiempo.

 Y es que una cosa es ser elegido por tu pueblo porque te hayan puesto en una lista electoral y no tengan otro cartel, y otra muy distinto, ser un político nacional en el pleno sentido de la palabra.

 A marear la perdiz y distorsionar la voluntad de los españoles llaman ahora búsqueda del «Pacto transversal», los interesados en «pillar cacho» sin ningún compromiso, como si la cuestión fuese conseguir una firma del rival y no garantizar su cumplimiento, cosa muy dificil cuando los grupos aguardan para comerse unos a otros, fagocitar al rival, cosa que en Podemos y en el Psoe saben hasta los conserjes de Ferraz y la nueve sede «okupada» de podemos.

 Ya se ve que los de podemos no gastan chaqueta en la casa donde reside la soberanía de ese pueblo al que invocan y no respetan, yendo vestidos con la misma ropa con la que van a Mac Donalds a comer las hamburguesas capitalistas. Póngame un poco de capitalismo, pero no mucho por favor, que me cae fuerte. Las chaquetas las dejan para las bodas, bautizos y primeras comuniones, «civiles» por supuesto.

 Y es que vivimos un tiempo de leninismo «casual» y populismos, Trump, Sanders. O sea, de totalitarismos del siglo XXI. De retroceso. Scott Kelly, astronauta de la NASA vuelve a la tierra después de un año en el espacio a ver a su hermano gemelo. Y no se le ocurre hacerlo que en «Sopormartes». No sé si se sorprenderá de lo que está pasando en EEUU, pero lo de España, seguro que no se lo cree.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído