Julia Navarro

El chantaje de Turquía

El chantaje de Turquía
Julia Navarro. PD

Turquía no cumple los mínimos requisitos para formar parte de la Unión Europea pero ha lanzado un guante a los dirigentes de la Unión: si quieren que ayude a resolver el problema de los refugiados tienen que darle mas dinero, dar visados a los turcos para ir y venir a su antojo por Europa pero sobre todo acelerar el proceso para su integración en la UE.

El primer punto, es decir el recibir más dinero por acoger a los refugiados y que estos no vayan a Europa puede ser hasta razonable. Se necesitan muchos recursos económicos para dar una acogida digna a los refugiados.

En cuanto a que los turcos dispongan de visados preferentes para circular por la Unión es una petición que muchos de los países europeos aceptan a regañadientes, pero lo que no sería de recibo es que los dirigentes europeos aceptaran el envite del gobierno turco abriéndole la puerta para el país forme parte de la UE.

Los dirigentes de la UE no pueden pagar ese precio. Y no lo puede hacer porque si lo hacen definitivamente enterraran la Unión Europea. El gobierno turco no respeta los derechos humanos, persigue a la prensa, encarcela a sus opositores amen de no cumplir otros requisitos imprescindibles.

El fin no justifica los medios de manera que el fin perseguido por la UE de aliviar el suelo europeo de la crisis de los refugiados no puede ser a costa de permitir que un país como Turquía que no cumple con los canones de país democrático forme parte de Europa.

Además es evidente que el gobierno turco no juega limpio en esta crisis porque permite, sin mover un dedo, que desde sus costas salgan todos los días pateras cargadas de refugiados. Pateras controladas por las mafias locales dedicadas al negocio de las tratas de personas.

El gobierno turco podría hacer mucho más pero no lo hace porque es su manera de presionar, acogotar a los europeos y de paso sacar ventaja de la situación.

La crisis de los refugiados necesita una respuesta global y en esa respuesta evidentemente hacen falta medios económicos para que Turquía o Jordania se hagan cargo de una parte de quienes huyen del horror de la guerra. Pero eso es una cosa y otra aceptar chantajes que es ni más ni menos lo se evidencia del órdago de Turquía. Esperemos que en esta ocasión los líderes europeos estén a la altura de las circunstancias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído