Cristobal Valladolid

Un cambio que me asusta

Un cambio que me asusta
Cristóbal Valladolid. PD

Siempre he creído que la admiración de Pablo Iglesias por el régimen bolivariano de Venezuela, era algo del pasado, que su ambición de Poder era idéntica a la del conjunto de todos los demás partidos, a los que él llamaba despectivamente «La Casta», hasta que empezó a hacer lo mismo.

Siempre he pensado que la súbita transformación a partido «social demócrata» al estilo de los países nórdicos, era mas de lo mismo: tras los visibles fracasos del Chavismo en Venezuela, y de sus camaradas de Syriza en Grecia, había que optar por una mayor moderación, sacudirse la etiqueta revolucionaria, ante un electorado como el nuestro, para la consecución del Poder, a toda costa, como la casta, pero como nueva casta.

Parece que me he equivocado, o se ha equivocado él creyendo que tras las elecciones la consecución del Poder era eminente, y ha actuado como quien habiendo conseguido el objetivo de casarse, deja ya de mantener la línea y de cuidarse para agradar a su pareja. Parece que realmente haya un peligroso poso doctrinal regresivo en esa formación, y que verdaderamente creen en el régimen chavista venezolano.

Así pues, ahora se permite el lujo de alabar públicamente y como antaño, con altavoz y puño en alto, a los miembros independentistas de ETA, a exigir, alto y claro, referendums independentistas para cualquier región de España que se autoproclame nación, aunque si bien es verdad que eso ya lo decía antes, solo que con sordina, con las manos abiertas y por debajo de los hombros, y ante los foros que sabía deseaban oírlo.

En definitiva, ha mostrado abiertamente quien es Podemos, incluso se ha exhibido, y ahora pocos habrá que si lo votan, en unas mas que probables elecciones generales, puedan decir que no sabían lo que votaban. La verdad, no me gusta lo que he visto, pero habrá que agradecerles su sinceridad en cuanto a su visión de la nación española, y su afinidad con sus enemigos.

Por lo dicho anteriormente, no creo, o no debería creer, porque creo en España, según se me educó, junto a otros que creo son mayoría, y por respeto a la inteligencia de otros muchos, que el voto hacia esa formación vaya a crecer.

Pero hay una cosa, que no solo me preocupa, sino que además me sobrecoge, ese interés por ser vicepresidente de un gobierno, con la condición de que se le deje el control de TVE, el CNI, el ministerio de Defensa, y el de Interior, o sea, el control y acceso constante a los telediarios y demás programas de información, el control de los servicios secretos, el control de los militares y el de las fuerzas de seguridad del Estado.

O sea, ¿en eso consiste «el cambio»?, en conseguir todo lo necesario para acceder a un gobierno y mantenerse de por vida, en nombre del pueblo. La información para influir en la gente, los servicios secretos para espiar a la gente y saber quienes son sus enemigos, la policía para reprimirlos, y el control del ejercito, poder factico, para asegurarse de que no se le plante ante flagrantes incumplimientos constitucionales.

Además, quiere en un principio, poder nombrar a jueces afines a los proyectos del Gobierno para acabar con la corrupción, porque seguidamente podría seguir nombrando jueces especiales para otras cosas, ¿Por qué no, si ya habría un precedente?.

Pues parece que a lo que aspira, es a tener los medios para poder traernos el régimen de Venezuela, porque obviamente esos son los resortes del Poder que controlaba Chavez y sigue controlando ahora Maduro, y la verdad el resultado «democrático» y «social» está a la vista, sin división de poderes, con los líderes de la oposición encarcelados, y ya de paso, con las estanterías de los supermercados y las farmacias, vacías.

Lo peor del caso, es que todo el mundo cree que esto no pueda pasar en España. A la historia me remito, claro que tras la LOGSE durante tantos años, ¿Quién sabe historia?.

No es broma

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído